martes 17 de septiembre, 2019

noticias por comunas

EDICIÓN IMPRESA

Crónica

Gran interés manifestaron alcaldes por implementar la “Farmacia Popular”

La idea iniciada en Recoleta ha desatado que muchos otros jefes comunales busquen la forma de replicarla.


 Por ALEJANDRA SANCHEZ OCAMPO

29-11-2015_16-53-579229-11-15

La apertura de la “Farmacia Popular” es casi una revolución y el autor que pasará a la historia se llama Daniel Jadue.

En su visita a la provincia de Bío Bío, Jadue enseñó la iniciativa que evidenció las importantes diferencias de precios que existen en los medicamentos entre las grandes marcas del mercado y su valor real.

El objetivo del arribo del alcalde de Recoleta fue para reunirse con los jefes comunales de la provincia y explicar en detalle a las autoridades locales los alcances de la “Farmacia Popular” instalada en su comuna.

La iniciativa ha despertado un amplio interés en muchos municipios a lo largo del país, los que estudian la posibilidad de replicar en sus comunas la medida que actualmente permite que los vecinos de Recoleta ahorren en algunos casos hasta un 70% de lo que gastan mensualmente en medicamentos.

La cita fue en la Gobernación, en donde se dialogó sobre los procedimientos, marcos jurídicos y legislativos que permiten hoy la instalación de farmacias populares en los municipios.

El punto central de esta nueva fórmula -que suscita tanto interés en Bío Bío- tiene su eje en el organismo encargado de proveer los insumos a dichos recintos.

Se trata de la Central Nacional de Abastecimiento (Cenabast), servicio público dependiente del Ministerio de Salud, encargado de las adquisiciones y distribución de los fármacos, insumos médicos y bienes del sistema de salud público, indicó el edil de Recoleta.

“Actualmente, la Cenabast está en un período de ajuste a esta nueva realidad. Hace más de dos meses generó una línea operacional exclusiva para las farmacias populares y hoy está en estudio la fórmula para ampliar la canasta de medicamentos que compra en formato farmacia, de tal manera, de poder suministrarlos y también la posibilidad de ir creciendo y mejorando esto”, expresó Jadue.

El promotor de la medida, agregó que existen acuerdos. “Por ejemplo, la Cenabast va a sugerir a todas las farmacias a un precio justo y que éstas no puedan vender con un 10% más del precio al que le compren al organismo, no parece un gran avance”.

 

 

NACIMIENTO, UNA DE LAS PRIMERAS

Entre los asistentes del encuentro, participó el alcalde de Nacimiento, Hugo Inostroza.

Inostroza es vicepresidente de la Asociación Regional de Municipios y presidente de la comisión Salud y fue uno de los más interesados en la reunión con el jefe comunal de Recoleta.

Esto, porque en la comuna alfarera son cientos los nacimentanos que han expresado a través de las redes sociales la necesidad de contar con la iniciativa que pondría a un mejor precio varios remedios de tratamiento.

 

LAJA: ME GUSTA SORPRENDER

Por su parte, el alcalde de la comuna papelera, José Pinto, expresó que desea conocer en detalle la medida. “Fuera de lo que habíamos escuchado por la prensa y algunos comentarios más, tanto positivos como negativos, tuvimos la suerte de escuchar en voz del iniciador de este tema, averiguamos que esto se puede realizar sin incurrir en faltas a la ley, como por ejemplo, con resguardo a la probidad por lo de la transparencia y otras cosas”.

Destacó, que está atento a la legalidad de los procesos. “Por ejemplo, está la compra de los remedios, que aquí por favor es importante que la gente sepa que no es una farmacia que se abre, que se va a tener stock y que se le va a vender a la comunidad. La municipalidad lo que hace con esto es ser un interventor, donde pedimos la solicitud, compramos el remedio y se lo damos a la gente, somos prestadores de un servicio”, explicó Pinto.

Alertó que la lejanía de las comunas podría generar dificultades de abastecimiento. “No olvidemos que Recoleta tiene la ventaja que allá también están los proveedores, el remedio que se adquiere, es fácil que llegue pero no es el mismo escenario que tenemos en las regiones, más aún en las comunas tan apartadas del centro de Santiago”.

Centró el foco en que, al ser varios municipios los que solicitan remedios, se peligra el desabastecimiento. “Actualmente, no hay una necesidad multiplicada. Es sólo una la municipalidad la que está comprando, entonces la atención es más expedita, pero cuando hayan 200 municipalidades puede que la Cenabast no sea tan rápida y los pedidos sean cada 30 días, ¿y los enfermos resisten eso?. Entonces, hay que responder esas preguntas, a mí no me gusta ilusionar a la gente, me gusta que las cosas salgan como una sorpresa, pero que no tengamos nada que lamentar, nuestra meta es lograr que la gente economice en medicamentos”.

 

EN UN MES

El gobernador provincial de Bío Bío, Luis Barceló, indicó que la implementación de estas farmacias populares debería tomar alrededor de 30 días, dependiendo del interés y voluntad política del actor municipal.

“La autorización para comenzar a funcionar la otorga la Autoridad Sanitaria y se requiere de ciertos metros cuadrados, un refrigerador suficientemente grande que pueda contener los medicamentos y un químico farmacéutico que cumpla funciones en un determinado horario. Aquí no hay un acto de compra y venta, sino más bien un mandato civil que los ciudadanos otorgan a su municipio para que compre los remedios y a vuelta de unos días ellos los tienen en su poder”.

En esa línea, cabe recordar que -en el caso de Los Ángeles- la iniciativa ha recibido un rotundo respaldo a nivel social y, desde el propio municipio angelino, bajo el argumento de que es una necesidad de la comunidad.

Finalmente, el principal exponente del encuentro, reveló que en los próximos días se realizará el lanzamiento de una Asociación Chilena de Farmacias Municipales o Populares para generar el poder de compra necesario, por ejemplo, para importar medicamentos desde el extranjero y ponerlos a disposición de los vecinos a precio de costo.

Newsletter

  • Compartir:

opinión

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes