miércoles 18 de septiembre, 2019

noticias por comunas

EDICIÓN IMPRESA

Crónica

Escolares sobornan a adultos para comprar alcohol en Los Ángeles

Investigación de La Tribuna, logró preocupantes testimonios de jovenes. En tanto, Senda indica que los adolescentes se inician en el alcohol y drogas a los 13 años.


 Por PIA SALCEDO

18-11-2015_20-03-399.1LAGUNA1-copia

Para pasar los “malos ratos” fue la frase que utilizó un joven de segundo medio en uno de los liceos emblemáticos de la ciudad, para explicar por qué consumen alcohol y marihuana al salir de clases.

A pesar de que es sabido por todos, que no se debe vender alcohol a menores de edad, al parecer eso no lo tienen bien claro varios sujetos que merodean supermercados angelinos ubicados a cuadras de establecimientos educacionales en el centro. Información que fue revelada por unos de los estudiantes entrevistados y que por ser menores de edad, hemos resguardado su identidad. “Cuando hacemos la vaquita para comprar, ya sabemos que $200 pesos es para pagarle a la mula- así le digo yo- aunque una vez no hicieron el perro muerto y le pasamos la plata a un tipo para comprar una chelas y se viró. Pero ya tenemos como 2 tipos que siempre nos compran”, aclaró el estudiante de segundo año medio.

¿Qué es lo que más toman?,

Se le preguntó a los jóvenes que se encontraban reunidos en la Laguna Esmeralda.

La respuesta a coro es cerveza Becker, porque es la más rica, explica una joven entre risas, “es la más barata” aclaran otros. Información que es corroborada por las botillerías cercanas a los establecimientos, quienes unánimemente declararon no venderles a los estudiantes. “Los locales chicos le ponen color si va a comprar con el uniforme, entonces nos organizamos y mandamos a alguien que le pagamos como $800 o por menos, pero él va al súper, ya que así sale a cuenta”, aclaró un adolescente de sólo 15 años.

¿Cuánto es lo que toman?

“Yo con una Becker de litro ½ al seco y con la guata vacía ya quedo happy”, dijo una joven de tercero medio, quién explicó que los hombres generalmente toman más.

“Por lo general, las niñas nos demoramos menos en estar a tono, porque ellos no sé si por hacerse los duros aguantan más o qué, pero siempre los hombres toman más, mínimo dos botellas” sostuvo una menor.

EL PRESTIGIO SOCIAL

Uno de los factores para reflexionar, es que al hablar con más una veintena de estudiantes, todos ellos expresan con sus modismo y entonación, que los que fuman y toman son “bakanes”, “entretenidos”, es decir, que se asocian adjetivos calificativos positivos al consumo de sustancias. 

El alcohol tienen un prestigio social entre los adolescentes, esto se debe a varios factores, entre ellos la construcción de realidad que hacen los medios, la publicidad y el cine, quienes enseñan que el alcohol es sinónimo de estatus, de alegría. De igual forma, está ligado al tiempo libre, a los fines de semana y a la búsqueda de nuevas sensaciones y experiencias.

Según las últimas investigaciones, el consumo de alcohol en los jóvenes aumentaría los episodios de violencia, baja en las notas; lo que tendría consecuencias inmediatas a la hora de trabajar, ya que genera sujetos con baja productividad, con altas ausencias, lo que se conoce como “depresentismo”, es decir, personas que acuden a su puesto de trabajo sin fuerzas.

CIFRAS NEGRAS

Chile es el país que más consumo anual per cápita tiene de alcohol en Latinoamérica, alcanzando los 9,6 litros de alcohol puro, comparación con Brasil (8,7), Perú (8,1) y México (7,2). Algunas de las razones de esta fuerte cultura de consumo en la región, se debe al desarrollo económico y a los nuevos valores importados que la globalización está haciendo que el consumo excesivo y abrupto sea una tendencia en el continente.  

LAS VENTAS NO SE DETIENEN

Lo que prefieren los jóvenes es generalmente cerveza y un tipo de ron barato, explican las botillerías cercanas a las universidades. “Ellos cantidad, no calidad, entonces son siempre las mismas marcas las que más se venden. Desde las 11 de la mañana comienzan a comprar ron los universitarios, que es lo más barato. Mientras menos plata gasten, mejor para ellos” explica un comerciante de la zona.

EN CAMPAÑA

El Servicio Nacional de Drogas y Alcohol (Senda) impulsa  desde este mes una campaña llamada “Empezar a conversar” para ayudar a disminuir las cifras de consumo de alcohol y marihuana en adolescentes.

De acuerdo al último estudio de ese servicio el 35,6% de los jóvenes entre 12 y 18 años aceptó haber bebido alcohol en el último mes, y de ellos dos de cada tres dijo haber vivido un episodio de ebriedad en ese período.

Además, el 30% dijo haber consumido marihuana. En promedio los jóvenes prueban la cannabis a los 14,7 años, y el alcohol a los 13.

El objetivo de la campaña “Empezar a conversar, eso es lo importante” busca promover instancias de acercamiento entre padres e hijos para que traten el consumo de alcohol y otras drogas, enfatizando la importancia de que niños y adolescentes no las usen.

* FOTOGRAFÍA CORRESPONDE A UNA IMAGEN DE CONTEXTO Y LOS JOVENES PRESENTES EN ELLA NO TIENEN RELACIÓN CON LOS HECHOS INFORMADOS.

Newsletter

  • Compartir:

opinión

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes