miércoles 26 de junio, 2019

noticias por comunas

EDICIÓN IMPRESA

Crónica

Cerca de ochenta mil fiscalizaciones a viviendas ha realizado el Minsal

La medida se enmarca en las inspecciones por alerta sanitario ambiental, debido al uso de estufas a combustión lenta.


 Por ALEJANDRA SANCHEZ OCAMPO

31-07-2015_18-55-3951-31072015

Cuando restan 2 meses para el término de la Alerta Sanitaria Ambiental que rige desde el 8 de abril de acuerdo al Decreto 11 firmado por el Ministerio de Salud y Medio Ambiente, la Seremi de Salud del Bío Bío, a través de su Delegación Provincial Bío Bío ha efectuado 78 mil 849 patrullaje sobre hogares de Los Ángeles, entendido éste como recorridos de inspección visual donde se verifica el cumplimiento de las prohibiciones normadas ante episodios críticos de contaminación.

A dichos patrullajes se suman otros 55 mil 580 realizados en la Intercomuna Chillán-Chillán Viejo, totalizando 134 mil 429 fuentes domiciliarias que han estado bajo inspección por parte de la autoridad sanitaria.

Además del recorrido se ha realizado fiscalización directa sobre mil 632 fuentes en la comuna de Los Ángeles; mil 145 en viviendas y 487 en empresas, que han dado origen a 64 y 24 sumarios respectivamente.

Adicionalmente se han fiscalizado 2 mil 307 fuentes domiciliarias e industriales en las comunas de Ñuble; mil 6 en viviendas y mil 301 en empresas; las que han dado origen a 134 sumarios sanitarios (125 en hogares y 9 en establecimientos comerciales o industriales)

En total las comprobaciones realizadas por la Seremi de Salud alcanzan las 3 mil 939 en las tres comunas bajo influencia del Decreto.

“Tras esta declaración está la firme voluntad de velar por una mejor calidad de vida de la población, disminuir la incidencia de la polución en el estado de salud de las personas, reducir las enfermedades respiratorias y descongestionar las redes asistenciales, así como cuidar principalmente a los grupos de mayor riesgo, como son los niños (as), adultos mayores, embarazadas y personas con enfermedades crónicas”, declaró el seremi de Salud del Bío Bío, Mauricio Careaga.

El año 2014, en las mismas comunas, se registró un total de 16 mil 263 fiscalizaciones (15 mil 277 a viviendas y 986 a empresas), las que derivaron en 96 sumarios sanitarios, 53 en viviendas y 43 en empresas. De los sumarios iniciados el año pasado, 14 derivaron en multa económica, 81 en sanción (amonestación) y 1 resultó absuelto.

El proceso se basa en la implementación de un sistema predictivo administrado por la Seremi del Medio Ambiente, que permite anticiparse a episodios críticos de contaminación; donde la autoridad de Salud tiene la potestad de disponer y controlar el cumplimiento de medidas preventivas con antelación a la presentación de altos niveles de polución.

La normativa ha permitido la implementación de prohibiciones o restricciones ante episodios de preemergencia y emergencia ambiental, aplicadas a fuentes fijas (calefactores a leña) residenciales particulares, comunitarias, fuentes industriales y comerciales.   

En preemergencia, que corresponde cuando la presencia de material particulado fino (MP2.5) se encuentra entre 110 y 169 ug/m3 de aire, se prohíbe el funcionamiento de chimeneas abiertas y salamandras en todo tipo de establecimientos, hornos de panadería a leña y de ladrillo, equipos ahumadores de alimentos, establecimientos emisores industriales, fuentes de emisión que no hayan cumplido con la obligación de declarar emisiones, quemas en el radio urbano y uso de calefactores residenciales con leña o derivados de la leña con más de 25% de humedad.

En emergencia, que es cuando la presencia de MP2.5 supera los 169 ug/m3 de aire, se agregan a las anteriores restricciones, la prohibición de prender calefactores residenciales de leña u otro dendroenergético sólido entre las 18 y 00 horas; las industrias que se encuentran en el segundo grupo prioritario de acuerdo a ránking D.S. 138 y la prohibición de realizar actividades aeróbicas al aire libre.

EFECTOS DE LA MEDIDA EN LA SALUD

La dictación e implementación de los Decretos de Alerta Sanitaria ambiental constituyen una decisión técnica que toma en consideración antecedentes sobre los efectos de la contaminación en la salud; contribuyendo en forma directa a prevenir dolencias de corto plazo (como irritación a los ojos, piel y resequedad de las mucosas); así como alteraciones en la función pulmonar o cardíaca.

Las muertes asociadas a la concentración de polución extrema aumentan en más de 2,5% en personas con enfermedades crónicas; y la incidencia de la polución ocasiona la muerte de 3 millones de personas al año en el mundo.

“Controlar los factores de riesgo ambientales incide también en reducir cuadros respiratorios graves en niños, niñas, adultos mayores, embarazadas y personas con enfermedades crónicas; lo que repercute en la demanda de salas IRA y ERA, así como en las hospitalizaciones asociadas. A mediano plazo puede disminuir el riesgo de enfermedades respiratorias agudas y crónicas, como las neumonías y el cáncer de pulmón respectivamente; mientras a largo plazo aminora la carga de morbilidad y mortalidad por enfermedades respiratorias y cardiovasculares”, agregó la autoridad sanitaria.


  • Compartir:

opinión

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes