suscríbete al boletín diario

Crónica

Investigación de La Tribuna y programa Contacto descubren caso de pedofilia

A finales de marzo, y de manera exclusiva, diario La Tribuna dio a conocer el caso del empresario Edgardo Silva, acusado de pedofilia. Una de sus víctimas estaba radicada en la provincia de Bío Bío. Después de un trabajo de investigación en conjunto con el programa Contacto, la madre de la menor confirmó los actos de pedofilia.


 Por La Tribuna

9.1-30-05-2015-

El seis de marzo pasado, el empresario Edgardo Silva fue detenido por pederastia y producción de pornografía infantil; el 22 del mismo mes, diario La Tribuna publicó una entrevista de quien fuera víctima del hombre.

Una ex trabajadora radicada en la comuna de Lajacontó su historia y la de sus 3 hijas: “cuando vi el reportaje en la televisión fue como un balde de agua fría”, relató en esa oportunidad.

A principios de marzo, la Policía de Investigaciones detuvo alacaudalado empresario Edgardo Silva en la comuna de Vitacura, Santiago, acusado de abusar sexualmente de seis menores y producir, registrar y almacenar pornografía infantil.

El subcomisario Cristián González, de la Brigada del Cibercrimen, y a cargo de la investigación, detalló el modus operandi que Silvautilizaría para cometer los presuntos abusos.

“En primer lugar, se acercaba a la familia y generaba un vínculo de amistad con los padres.Con eso conseguía que los niños los acompañaran a paseos, a fiestas y a lugares de atracción. Luego, comenzaba a normalizar las conductas. Se mostraba desnudo, les enseñaba a los niños que la desnudez no era algo malo y también los incitaba a realizar actos masturbatorios.Él los iba iniciando en esa actividad”, detalló González.

Según se informó, la detención de Silva se llevó a cabo  gracias a la denuncia de uno de sus trabajadores, quien le pidió prestado el celular y se dio cuenta de las imágenes en las que el hombre aparecía junto a los hijos de sus compañeros de labores.

 

ARISTA LOCAL

En la búsqueda de presuntas víctimas, la investigación policial tiene en la mira a una ex trabajadora de Silva, residente en la comuna de Laja, quien entregó su testimonio a La Tribuna a finales de marzo.

Sin embargo, en aquella oportunidad no se mostró su identidad con el fin de resguardar su integridad y la de su familia; ella es madre de tres niñas y una de las líneas de investigación busca averiguar si alguna de sus pequeñas fue o no víctima de Silva.

Tras esa entrevista en exclusiva, Carol Martínez, negó todos los cargos.

 

-¿Cómo conoció a Edgardo Silva?

En 1990, viví en Choshuenco, región de Los Ríos,cuando mi hija mayor tenía 10 años. En esa época, para sobrevivir yo vendía mermeladas, hacía pancitos amasados, hacía aseo en las casas y recuerdo que el señor Edgardo andaba de vacaciones con sus niños, si andaba con alguien más o con su señora no lo sé. La familia de ellos arrendaba una cabaña y regularmente me compraba pancitos y mermeladas, las cuales yo vendía en compañía de mis hijas. Una vez le preguntamos con mis hijas de qué equipo era su hijo mayor, y nos dijo que de la Católica, entonces mis hijas le hicieron un regalito al niño y con ese gesto el señor Edgardo quedó marcado y siempre me decía que gracias a ese regalo se había acercado a nosotros.

Yo soy originaria de Pucón y al señor Edgardo también le gustaba, ya que opinaba que Choshuenco era una comuna muy pequeña sin negocios.

En Pucón se compró una casa y con mis niñitas vivíamos en ella durante todo el año; es decir, se la cuidábamos y cuando la familia de don Edgardo llegaba de vacaciones, nosotros arrendábamos algo cerca.

 

-¿Alguna de sus hijas fue, como se presume, víctima de Silva Stambuk?

“No, que yo sepa, nunca. Él jamás me manifestó que quería estar solo con las niñas; siempre salíamos todos juntos. Cuando nos iba a ver a Choshuenco, que la verdad iba recurrentemente, siempre nos compraba cosas y estábamos todos juntos, nos daba regalos.Hasta a mi mamá le dio su regalo de Navidad.

En invierno me llamaba y me preguntaba cómo estaban las niñas en tema de la ropa para el invierno, y yo le comentaba a grandes rasgos la ropita de las niñas, y él altiro me decía “mira, yo te voy a enviar ropa de calidad, zapatos de esos que te hacen pasar todo el invierno” y así, siempre era preocupado por nosotras.

 

¿Han mantenido conversaciones durante el trascurso de estos años?

Sí, durante años estuvimos comunicados. Recuerdo que hace como siete me dijo que su casa en Pucón la iba a vender, entonces me la pidió y por un tema de contacto nos alejamos. Yo viví más de 7 años en esa casa y sólo pagaba los gastos comunes, nosotros nunca vivimos con él.

Como cuatroócinco años atrás perdimos el contactoporque yo me puse a trabajar en algo diferente y ahí conocí a mi pareja actual, cambié de teléfono y cosas así. Siempre me acordaba de él y hace como seis meses, mientras ordenaba mis cachureos, pillé su número de teléfono, me animé y lo llamé, fue un asombro escucharlo”.

 

CONTACTO Y LA TRIBUNA

El 6 de abril, el Programa Contacto-a través de su periodista y conductor Emilio Sutherland- tomó acercamientocon el equipo de La Tribuna para entrevistar nuevamente a Carol Martínez, ya que el diario conocía los antecedentes del caso.

La primerareunióncon la mujer la realizó La Tribuna, quien visitó su vivienda y le explicó que el programa nacional buscaba tener su versión de los hechos.

A priori, la mujer se negó a conversar del tema; sin embargo, tras varios minutos de diálogo,Martínez accedió y el equipo de Contacto la entrevistó.

Desde un comienzo, la mujer mantuvo el mismo relato entregado a La Tribuna, indicando que “hace meses no tengo contacto en vivo con Edgardo Silva”.

En ese momento fue cuando el conductor del programa televisivo le enseñó a Martínez un video obtenido gracias a la investigación realizada por el equipo de Sutherland.

Éste mostraba a Silva paseando con una de las hijas de la mujer, en enero recién pasado.

La grabación, además, muestra a Carol y la menor realizando diversas actividades con el llamado “abusador de Vitacura” durante varios días.

Tras las impactantes imágenes, Carol asume que ha visto al empresario.

Entre los relatos más impactantes, se menciona que el “abusador de Vitacura” entró al baño de la menor de aproximadamente seis años, he intentó tocarla.

“Cuando fuimos a Santiago, nos quedamos en su casa. Mi hijita estaba en el baño, yo le enseñé bien que si entraba al baño cerrara bien la puerta; entonces Edgardo entró y la niña dice que intentó tocarla, él dice que sólo quería verle el ombligo. Mi niña se puso a gritar y lo señalaba como cochino”.

¿Por qué usted no salió de ese lugar?, le preguntó el periodista de Contacto, a lo que la mujer respondió que no conocía a ninguna persona en Santiago, que el empresario le tenía los pasajes de regreso.

De igual forma, la mujer relató que Silva Stambuck fue hasta Laja a amenazarla; “él nos había regalado cosas, y hasta nos tomó fotos con los regalos. Luego que fuimos a Santiago, vino hasta acá y nos amenazó con denunciarnos por robo”, me dijo“hablas y yo te cago;si tú dices lo que pasó con la niña, yo te cago”.

Parte del impactante relato saldrá a las 22 horas de este domingo por las pantallas del canal católico.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes