suscríbete al boletín diario

Crónica

Paro de micros Paillihue deja sin locomoción a más de 5 mil angelinos

Más de 100 conductores de micros de las líneas de la locomoción colectiva Paillihue Avellano, Paillihue Bolsón y Paillihue Santiago Bueras paralizaron ayer sus actividades para exigir que parte del porcentaje de la subvención escolar llegue a ellos.


 Por La Tribuna

buses777

Sorpresivo fue para los usuarios de las líneas Paillihue Avellano, Bolsón y Santiago Bueras enterarse durante la mañana del martes que los microbuses destinados para los recorridos estaban paralizados por parte de los conductores, quienes exigen el 20% de la Ley de subvención de la tarifa escolar para ellos, además de otras demandas que están en análisis. Esto, debido a la precaria condición salarial que denunciaron, en donde algunos ganan por boleto cortado más su sueldo y otros por una baja remuneración fija.

El vocero de los trabajadores de los taxibuses, Rodrigo Báez, indicó que “las líneas Paillihue Avellano y Paillihue Bolsón y Paillihue Santiago Bueras, están paralizadas indefinidamente y agradecemos a los colegas que se adhirieron a esta justa movilización”.

Aclaró que parte de la subvención estatal es un beneficio que les pertenece, debido a que “esta ayuda del Gobierno es para nosotros y, sin embargo, los dueños de máquinas no lo han cancelado a sus conductores”.

Báez explicó que la medida de presión se adoptó porque aún no reciben el 20% que les corresponde del monto entregado en la comuna por compensación de la Ley Transantiago. “Nosotros trabajamos por porcentaje, entonces, nosotros exigimos el 20% que le llega a los dueños de máquinas, porque nosotros somos los que andamos a diario”, indicó.

Sobre los avances de las negociaciones, el dirigente fue tajante en señalar que están bloqueados. “No hay avance. Ellos (los empresarios y autoridades) no quieren conversar, no hay diálogo y como ellos hablan de lo legal, nosotros nos fuimos a paro legal”, sostuvo.

El representante de los choferes hizo un llamado a los demás recorridos a unirse a esta movilización. ”Estamos en el terminal de Paillihue e invitamos a los recorridos Orompello, Chiprodal, Iansa, Nuevas Express a que se adhieran al paro para que se sienta la presión”.

Acerca su servicio hacia los usuarios, llamó a comprender. ”Nosotros entendemos que esta situación es difícil para ellos, pero les pedimos las disculpas, que nos entiendan que los pasajeros nos necesitan y nosotros necesitamos lo que estamos pidiendo. La movilización es de carácter indefinido, ya que no tenemos respuesta de ningún lado, pero barajaremos esto una vez terminada la jornada”, declaró el representante.

Respecto a las acusaciones sobre irregularidades contractuales al interior de las líneas de taxibuses, Báez señaló que “muchos colegas no tienen contratos o están a plazo fijo. De la misma manera, hay muchos contratos de arriendo que no están, no se cancelan las horas extras, es decir, queremos un contrato real, ya que muchos reciben un sueldo según el número de boletos cortados”.

El dirigente denunció que necesitan contar con estos dineros, considerando que estaban estipulados en el marco de sus contratos. “Esos montos nos corresponden, estamos pidiendo lo que es justo. Si ellos quieren apelar a lo legal, está bien, nosotros haremos lo mismo”.

LOS EMPRESARIOS

Por su parte, Juan Zapata, presidente de la Asociación de Taxibuses de Los Ángeles, aseguró que el paro corresponde a los choferes y no a los empresarios. “Ellos obstaculizaron la entrada, es decir, son los choferes los que están en paro y no los dueños, ellos cruzaron las máquinas en el terminal y tengo entendido que su demanda es por la ley compensatoria con respecto a los pasajes escolares, apoyo que subvenciona el Gobierno”.

El empresario tuvo duras palabras para referirse a los dineros que exigen los choferes, ya que, si bien los montos llegan, “la ley no lo especifica que debe llegar al chofer. Esta es una subvención que se gana cada dueño de taxibuses”.

Aclaró que el sueldo de los choferes se calcula en base a ganancias diarias. “Algunos choferes reciben su porcentaje diaria y otros tienen un sueldo mensual. Es importante aclarar que las otras medidas que solicitan se han logrado, me refiero a las de bienestar. Lo que ellos piden con respecto a la subvención es que sea parejo para todos, y eso es imposible”, afirmó.

De igual forma, confirmó que para el miércoles tenían agendada una reunión: “Teníamos programado para el miércoles, un encuentro con la Inspección del Trabajo, para que se les explicara la parte legal, pero ellos decidieron tomar sus acciones antes”.

Aclaró que la mesa de dialogo no se ha cerrado. “Estamos en conversaciones todavía, estamos dialogando y esperamos que cuanto antes nos coordinemos y salgamos adelante”, declaró.

Zapata aclaró que los recorridos atienden a cerca de 5000 personas diarias, y que debido al paro se ha generado una pérdida diaria de 40.000 pesos por máquina, es decir, cerca de 3 millones de pesos.

Las movilizaciones han dejado sin transporte al sector de Paillihue, que cuenta con más de 50.000 habitantes y que a diario requiere de los tres recorridos.

Los choferes de los microbuses explicaron que permanecerán en su terminal de calle Francisco Encina, cerca del cruce El Peral, hasta que alguna autoridad se acerque a entregar medidas concretas.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes