suscríbete al boletín diario

Crónica

Bío Bío presenta la menor cantidad de casos y tasa de hepatitis de la región

El seremi de Salud, Mauricio Careaga, llamó a la comunidad a seguir reforzando medidas preventivas.


 Por La Tribuna

hepàtitis

En el marco de un análisis de los casos de hepatitis A en la región, la provincia de Bío Bío registró la cifra más baja de enfermos por esta patología, con un total a la fecha de 25 casos, lo que constituye un 6% de los casos a nivel regional. 

La hepatitis A es una enfermedad infectocontagiosa de distribución mundial que se presenta en forma esporádica o epidémica con ciclo estacional. Constituye una enfermedad hepática causada por el virus de la hepatitis A (VHA), transmitida de una persona a otra por vía fecal–oral (ciclo corto) o por una fuente común debido a la ingesta de agua o alimentos contaminados (ciclo largo).

Puede causar morbilidad moderada o grave, pudiendo el virus persistir en el medio ambiente y resistir los procesos de producción de alimentos usados habitualmente para inactivar o controlar las bacterias patógenas.

La provincia es la de menor número de casos, tras Concepción (294 casos), Ñuble (69 casos) y Arauco (30 casos).   Concepción agrupa el 70,3% de los casos, Ñuble el 16,5% y Arauco el 7,2%.

Este año, en Bío Bío, 5 comunas han registrado algún caso de hepatitis A, lo que constituye el 14,3% de las ciudades a nivel regional, donde la mayor cantidad de casos se registra en Los Ángeles (11 casos), seguido por Laja (6), Yumbel (4), Cabrero (3) y Mulchén (1).

Por su dimensión poblacional, Laja presenta una tasa de riesgo de 30,6 casos por cada 100 mil habitantes; seguido en la provincia por Yumbel con 19,7; Cabrero con 9,4; Los Ángeles con 5,2; y Mulchén con 3,6; todas bajo el parámetro de casos por cada 100 mil habitantes.

“El año 2014 se presentó un aumento de las notificaciones, por lo que se llevó a cabo un plan integral que consistió en educación social y comunicación de la salud, vigilancia epidemiológica, vigilancia ambiental, prevención y contención de la ocurrencia de casos y brotes, fiscalización y promoción de estilos de vida saludables. Además, el 15 de diciembre se implementó el plan de vacunación en el grupo etario de 18 meses a 6 años en las comunas con mayor riesgo, comenzando por Coronel y Tomé, para luego extenderse a Concepción, San Pedro de la Paz, Talcahuano y Penco; la que finalizará el 30 de junio de 2015, y continuará por 3 años con una dosis sólo a los lactantes de 18 meses”, declaró el seremi de Salud de Bío Bío, Mauricio Careaga.

A marzo de 2015 se han vacunado 21 mil 829 personas, lo que equivale a un 32,8% de la población objetivo fijada por el Minsal. En dicho contexto, Tomé presenta un 88,7% de cumplimiento, seguido por Coronel, con el 76,9%.

A fin de controlar los casos de hepatitis A, la autoridad sanitaria llamó a la comunidad a seguir reforzando medidas preventivas orientadas al lavado de frutas y verduras, lavado de manos, separación de alimentos crudos de cocidos al cocinar, limpieza de utensilios y superficies, consumo de alimentos en lugares autorizados; consumo de huevos, carne, pescados y mariscos siempre cocidos; consumo de agua potable y, si no se dispone de ella, hervirla; mantener los alimentos refrigerados.

“Al contraer hepatitis A, el hígado de las personas se afecta, lo que implica una restricción de alimentación grasa o bebida alcohólica, así como también de la actividad física. Ante fiebre, malestar general, falta de apetito, náuseas y dolores abdominales, aconsejamos que la comunidad pueda dirigirse al recinto asistencial más cercano”, agregó la autoridad sanitaria. 

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes