lunes 16 de diciembre, 2019

noticias por comunas

suscríbete al newsletter

Crónica

Recomendaciones para quienes viven cerca de los siniestros

Los incendios forestales que han afectado a la región de Bío Bíomantienen en alerta al sector salud, que a través de la Secretaría Regional Ministerial del rubro convocó a la comunidad a seguir algunas recomendaciones.


 Por PIA SALCEDO

10.2-recomen

En materia de siniestros, la columna de humo de los incendios está compuesta por aerosoles y gases producto de la quema de la biomasa forestal, los cuales son transportados por el viento, y dependiendo de los niveles de concentración que se alcancen; puede causar irritación de ojos y sistema respiratorio, agravando las afecciones de personas que poseen enfermedades cardíacas y pulmonares crónicas.

Dentro de las medidas recomendadas se encuentran limitar la exposición innecesaria y, en lo posible, mantener puertas y ventanas de las viviendas cerradas y abstenerse de realizar actividad física al aire libre.

“Si se presenta algún síntoma como agotamiento, calambres musculares, dolor de cabeza, sudor copioso, debilidad, pulso rápido o débil, náuseas o vómitos, desmayos, temperatura corporal superior a 39ºC, las personas deben dirigirse a un sitio más fresco, bajar la temperatura aplicando paños fríos o dándose un baño con agua fría.  Si la persona vomita, recostarse de lado, aflojarse la ropa y consultar por ayuda médica. Si existe evidente deshidratación, se debe rehidratar bajo supervisión clínica y ante vómitos continuos buscar atención médica inmediata”, indicó la seremi de Salud  subrogante Victoria Campos.

En el caso de exposición a altas temperaturas, la persona puede deshidratarse, por lo que, para mantener la temperatura corporal baja y evitar enfermedades asociadas al calor, la autoridad sanitaria recomienda permanecer en lugares frescos, en casa o espacios públicos ventilados o acondicionados; evitar la exposición directa al sol; usar ropa ligera de color claro y holgado; ducharse o refrescarse con agua fresca; estar pendiente de personas con mayor riesgo y evitar viajes prolongados a la hora de mayor calor.

Para la hidratación, se recomienda beber agua cada 20 o 30 minutos, no esperar a tener sed para beber más líquidos, evitar bebidas con mucha azúcar o alcohólicas, evitar comidas abundantes o muy calóricas.

Newsletter

  • Compartir:
etiquetas
incendiosrecomendaciones

opinión

lo más leído

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes