suscríbete al boletín diario

Crónica

Osvaldo Cáceres: "El interés económico e individual está sobre el interés colectivo"

Reconocido arquitecto con más de 40 años en la zona muestra los puntos débiles de la capital provincial en parques públicos, áreas verdes y zonas de uso comercial.


 Por La Tribuna

111-1

Luis Vargas Baeza

[email protected]

Fotografías: Alberto Zúñiga

Mucho se ha comentado sobre de la infraestructura urbana de la ciudad de Los Ángeles, como la cantidad de edificios, áreas verdes, los accesos a la ciudad y la sincronización de semáforos. Sobre este tema nos habla el destacado arquitecto angelino Osvaldo Cáceres González.

Este arquitecto, nacido en Santiago, pero con más de 40 años en Los Ángeles, nos explica que la capital provincial ha tenido un proceso de crecimiento a empujones producto de los terremotos. A juicio de Cáceres, el sismo que trajo más cambios a la ciudad fue el de 1939. “Aquí influyó muchísimo este terremoto porque se hizo el primer plano regulador”.

Con el crecimiento de la ciudad, Cáceres critica que a lo largo del tiempo ha faltado participación ciudadana en Los Ángeles porque no hay voces que llamen la atención a lo que hacen los alcaldes. “Aquí llega un alcalde y cree que lo han nombrado dueño del fundo y hace lo que quiere. Todos los alcaldes son iguales. Un alcalde quería vender el edificio del liceo para instalar ahí el mall, al frente de la plaza”.

A esto agrega que “hay que recuperar la organización social basado en la Junta de Vecinos, que son las que deberían organizar la ciudad. Por ejemplo, en el centro, si tuviéramos una junta de vecinos con poder, que los escucharán, podrían reclamar, pero no hay cómo hacerlo”.

EL MALL

Cáceres señala que esta ha sido una tendencia que se ha impuesto en todas partes, incluso en zonas aisladas y pequeñas como Castro.

“Tenemos lo que pasó en Castro, que ya es lo último. Han destruido la ciudad colocando un tremendo elefante blanco que opaca todo lo que había. Hay una falta de respeto con el patrimonio, con la ciudad”. El arquitecto señala que en Los Ángeles también tenemos este problema.

“En la calle Rengo, al llegar a Mendoza, la municipalidad le dio permiso al mall para hacer una pasarela y comunicarse con un supermercado, pero lo que se hizo fue un edifico de dos pisos y no tomaron la precaución de tener la altura suficiente como 4.50 metros para pasar y aquí en cualquier momento va a pasar un camión y va a causar una tragedia”.

PASEO COLÓN COMO UN URINARIO

A juicio del profesional, la calle Colón va a terminar convertida en un urinario debido a la construcción del paseo y errores en las edificaciones nuevas. Por ejemplo, la edificación de la nueva tienda Hites. “Dieron un permiso para construir y le dieron la línea adentro que era la línea del antiguo plano regulador cuando no se había construido este paseo, produciendo una discontinuidad y se van producir unos rincones que se van a convertir en unos ‘meaderos’. Autorizan obras sin tener un estudio claro, sin consideran todos los factores que deberían tener”, sentenció Cáceres.

ÁREAS VERDES

“Los árboles hay que mantenerlos y si no me preocupo de ellos se pudren, se meten las plagas y se destruyen. Una genio municipal descubrió que sabía mucho de árboles y descubrió en un artículo que lo mejor era echarlos abajo”, señala Cáceres, que con un particular sentido del humor agrega que las nuevas plantaciones “son árboles que no voy a alcanzar a ver crecidos porque demoran como 20 años en crecer. La avenida Ricardo Vicuña, que antes tenía su gracia, ya no la tiene. Hay una serie de quioscos que están ocupando mucho espacio para instalar esa feria artesanal”.

“Donde van a hacer el Museo Artequín ya echaron abajo los árboles que habían ahí. No sé por qué hicieron eso, podrían haberlos dejado mientras construían, se puede hacer. Parece que la gente tuviera menos respetó por los árboles. Las áreas verdes se han ido perdiendo”.

INTERÉS ECONÓMICO SOBRE LA CIUDAD

Osvaldo Cáceres señala que los intereses económicos han primado a la hora de construir ciudad, con menos espacio para las personas para favorecer la construcción de grandes edificios y calles para los vehículos. “El interés económico e individual está sobre el interés colectivo. Cada día se pierde el espacio público y se privilegia el espacio para el mall”.

Finalmente, Cáceres propone realizar un plan maestro para el desarrollo de la ciudad, “y basado en ese plan deben participar las juntas de vecinos, las constructoras, sociólogos, ingenieros y arquitectos”.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes