suscríbete al boletín diario

Coronavirus

Eduardo Vivanco: “los representantes de la región deben ser de la región. Soy un convencido de esa opción”

Crítico de los senadores electos en 2013, los cuales ahora no están en sus cargos en la Cámara Alta, el dirigente – cuarto vicepresidente nacional del Partido Radical – insistió en que los postulantes deben ser del territorio y con compromiso por la zona que representan.


 Por Juvenal Rivera

Eduardo Vivanco, PR

En los comicios de 2013 hubo mucha efervescencia por la definición de los nuevos integrantes del Senado en la Circunscripción N° 13, que agrupaba a las provincias de Biobío, Arauco y Ñuble.

Mariano Ruiz-Esquide, aquejado de problemas de salud, había desistido de repostularse. Por otro lado, Víctor Pérez Varela buscada un segundo periodo en la Cámara Alta.

Al cabo, el resultado fue contundente: la plaza Ruiz-Esquide fue ocupada por Felipe Harboe, ex subsecretario del Interior y diputado por Santiago Centro, mientras que Pérez Varela fue reelegido por un segundo periodo.

Ambos sumaron más de 200 mil sufragios, equivalentes a más del 60% de los votos válidamente emitidos. De este total, poco más de 80 mil sufragios fueron aportados por las 12 comunas de la provincia de Biobío que integraban esa circunscripción (Cabrero y Yumbel eran parte de otra jurisdicción electoral).

Pese a que fueron elegidos por votantes de un amplio territorio que abarcaba a tres provincias, ya en 2016 ambos senadores concentraron buena parte de su atención en Ñuble, a raíz de las gestiones realizadas para que ese territorio se convirtiera en región. Dicho interés se acentuó una vez que se logró ese propósito en septiembre de 2018.

Sin embargo, el año pasado, Víctor Pérez renunció al cargo para tener un fugaz paso a la cabeza del Ministerio del Interior. Por su parte, Harboe desistió de continuar en la Cámara Alta y postuló y obtuvo un cupo en la Convención Constituyente.

El reemplazo de ambos corrió por cuenta de Claudio Alvarado y Loreto Carvajal, respectivamente. Sin embargo, los flamantes senadores continuaron volcando todos sus esfuerzos exclusivamente en Ñuble.

Quien tuvo una opinión crítica sobre lo que sucedió en las elecciones de 2013 fue Eduardo Vivanco, a la sazón, presidente regional del Partido Radical y ahora cuarto vicepresidente nacional de la misma tienda política.

Vivanco criticó el arribo de Harboe, principalmente por provenir de la Región Metropolitana y estar identificado con la zona central del país a la cual representaba como diputado.

El tiempo, como él mismo lo señala, “se encargó de darme la razón”, más aún cuando se avecinan elecciones en noviembre para renovar a los representantes en la Cámara de Diputados y en el Senado.

E insiste: “los representantes de la región deben ser de la región. Soy un convencido de esa opción. De hecho, me la jugué en la anterior elección senatorial con una convicción fuerte que el representante de la zona en el Senado debía ser de la región. Sufrí fuertes críticas en su momento”.

Aunque no se menciona directamente a Felipe Harboe, señala: “ahora, quien optó por representarnos, ni siquiera está en la Cámara Alta. Ese tipo de conducta es una política vieja y añeja que nos daña”.

Para el dirigente, “quien nos vaya a representar debe vivir, sufrir y disfrutar la vida como lo hacemos los habitantes de esa provincia y de la región. Es lo que corresponde. No podemos hablar de descentralización cuando llegan algunos partidos políticos y colocan cartas centrales”.

Pese a que tiempo atrás esta fórmula “funcionaba electoralmente, ahora es incorrecto, no es ético y la ciudadanía ha cambiado lo suficiente para no aceptar ese tipo de circunstancias”.

Eduardo Vivanco recalca que “la expectativa es que nos represente alguien de la región, ojalá que nuestro partido esté en ese tipo de disputas pero, por sobre todo, la ciudadanía debe estar atenta para castigar a quienes se instalen en la región pero provengan de otro lugar”.

Debido a los cambios forzados por la ley que impide la reelección indefinida de las autoridades, en estos comicios plantea que “las elección en diputados y senadores está abierta para incorporar a nuevos actores políticos”.

SINTONÍA FINA

A su juicio, “lo ocurrido en la elección de convencionales constituyentes es que los canales formales de comunicación de los eventuales candidatos no son un método fiable de elección de candidaturas”.

Añade que ahora se debe “entender que la comunidad articulada, bajo alguna de sus modalidades, puede expresarse de una forma que rompe con los expertos y con las encuestas porque son incapaces de entender la verdadera intención del votante. Puede que conozcan la intención del habitante pero no del elector que es quien decide los comicios”.

Aunque se pueden “buscar en figuras de la farándula o en políticos antiguos o que tuvieron cargos públicos, no sé si sea hoy la mejor forma. La señal que se dio (en los comicios del 15 y 16 de mayo) es que deben estar en el Congreso quienes tengan un trabajo social, insertos en su territorio, que conozcan y que tengan gente en sus territorios. Sino, se corre el riesgo que nos traigan una nueva importación no tradicional”.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes