suscríbete al boletín diario

Coronavirus

Familia angelina esperó 10 horas para el retiro del cuerpo de tío fallecido en su hogar por Covid 19

La familia acusó que -pese a los llamados a la Seremi de Salud- los teléfonos nunca fueron contestados.


 Por Cristian Salazar

covid

Una difícil situación vivió una familia de un sector rural de Los Ángeles la mañana de este miércoles debido al fallecimiento de uno de sus integrantes por causas asociadas al Covid-19. Relataron la dramática situación que debieron vivir debido a la tardanza en el retiro del cuerpo desde su domicilio, acusando una espera que superó las ocho horas.

Cintia Albornoz conversó con diario La Tribuna tras la muerte de un familiar de 52 años la madrugada de este miércoles, manifestando que a su juicio hubo irregularidades en el tratamiento y seguimiento de la enfermedad, diagnosticada a su tío, durante el proceso de cuarentena domiciliaria tras ser diagnosticado como Covid positivo, el pasado martes 13 de abril.

LA HISTORIA

En este caso, Cintia comentó que “a mi tío se le confirmó el examen el 13 de abril, y por ende sus hijas igual entraron en cuarentena por contacto estrecho. Él, vivía en Llano Blanco, y durante ese tiempo lo fueron llamando para saber de su estado, y cuando le preguntaban, él siempre indicaba que estaba con tos, con problemas para respirar, que sentía cansancio, pero a pesar de esto nunca lo fueron a visitar a su casa”, comentó.

DADO DE ALTA CON SÍNTOMAS

Cintia agregó que -según los datos que manejan como familia- el pasado martes 20 de abril, su tío recibió el alta médica, en una situación que llamó la atención de la familia debido a que aún presentaba síntomas, y donde lo peor llegó durante la noche, cuando su condición empeoró, “ese martes en la noche se fue a acostar cuando empezó con dificultades respiratorias, donde incluso perdió el conocimiento. Ante esto se llamó a mi otro tío que vive en una casa cercana, el cual llamó al SAMU y le prestó los primeros auxilios hasta que llegó el personal de la ambulancia, lo intubaron, le hicieron reanimación, pero tampoco reaccionó, falleciendo finalmente”, comentó aún angustiada.

En este momento comenzó el calvario de la familia para retirar el cuerpo, según el relato de Cintia, “la ambulancia dio la indicación que había que llamar a Carabineros, para que ellos hicieran el trámite por lo de su muerte. Llegó Carabineros, quienes llamaron al fiscal de turno para ver qué se hacía en este procedimiento, en donde recibieron como respuesta que -como mi tío tenía Covid- se tenía que llamar a la Seremi de Salud, y ahí empezó todo, ya que nunca contestó el número de la Seremi de Salud”.

Con angustia agregó que “empezaron a llamar entre la una y media a 2 de la madrugada entre los mismos carabineros y la familia, y el teléfono nunca lo contestaron. Ahí decidieron ir al hospital de Los Ángeles, en este caso Carabineros con uno de los hermanos del fallecido, otro de mis tíos, y ahí les dijeron que no podían hacer nada, luego fueron a consultar a la funeraria, pero tampoco podían hacer nada ya que dijeron que el seremi tenía que entregar un papel”.

Finalmente la familia logró acceder al documento solicitado a eso de las 9 de la mañana de ese miércoles, luego se dirigieron a la funeraria para poder trasladarse al hogar de su familiar en el sector oriente de la comuna, siendo finalmente retirado del domicilio a eso de las 11 de la mañana.

Cintia al terminar su relato comento que el cuerpo de su familiar fue sepultado la mañana de este jueves en Los Ángeles, cumpliendo los protocolos asociados al diagnóstico, y en donde parte de la familia pudo acceder a su funeral. Las hijas no pudieron asistir al funeral de su padre al encontrarse cumpliendo con el proceso de cuarentena al ser contactos estrechos, quienes a pesar del tiempo transcurrido desde la confirmación del virus, aún no son sometidas a un examen PCR para confirmar o descartar la presencia del virus en ellas.

RESPUESTA DEL DELEGADO DE SALUD

Diario La Tribuna realizó las consultas con respecto a la larga espera que debió enfrentar la familia. Desde la Delegación Provincial de la Seremi de Salud, su titular, Cristóbal Vidal apuntó a posibles responsabilidades en el proceso a cargo de las funerarias frente a estos casos, puntualizó que “hay que señalar que, en este sentido, el año pasado nosotros como Autoridad Sanitaria le recordamos a través de un correo electrónico a todas las funerarias de la provincia de Biobío que existe un certificado de imposibilidad, de emitir un certificado de defunción que es válido para poder hacer el levantamiento del cuerpo”, precisó.

A lo anterior agregó que “sin embargo, la funeraria en cuestión no habría aceptado dicho certificado, generando esta demora, y que él tuvo que ser obviamente atendido por la Autoridad Sanitaria, con nosotros como Seremi de Salud, en donde tuvimos que volver a recordar la normativa, y por ende se puede llevar a cabo el proceso de levantamiento del cuerpo”, finalizó.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes