suscríbete al boletín diario

Coronavirus

Impulsan proyecto que busca medir anticuerpos contra el Covid-19

Son tres las instituciones que colaborarán para desarrollar un método que permita determinar la cantidad de anticuerpos en una persona recuperada de coronavirus y así ayudar a mejorar las medidas de resguardo en el retorno masivo de las empresas a sus actividades.


 Por Prensa La Tribuna

primera

Una importante alianza establecida entre la Universidad del Desarrollo (UDD), CMPC y el Banco de Chile, permitió la producción en Chile de una forma de medir anticuerpos contra el nuevo coronavirus (SARS-Cov-2).

Esta innovación se está realizando en los laboratorios del Instituto de Ciencias e Innovación en Medicina (ICIM) de la Facultad de Medicina Clínica Alemana Universidad del Desarrollo con a aportes de CMPC y Banco de Chile. Gracias a esta alianza “pudimos comenzar a poner a punto las técnicas para producir y purificar proteínas virales a baja escala. Ya hemos logrado purificar algunas de ellas y, con nuestras proteínas, estamos realizando las primeras pruebas de un test denominado ELISA, que permite medir los niveles de anticuerpos que los pacientes han generado contra el virus”, cuenta Cecilia Vial, investigadora que ha trabajado en la implementación de este método.

Contar con disponibilidad local de pruebas de detección de anticuerpos de Covid-19 es de suma importancia, pues los quiebres de stock en los insumos a nivel mundial no permiten asegurar la posibilidad de realizar estas mediciones en nuestro país. Además, dado que este tipo de medición entrega información respecto de los niveles de anticuerpos en la sangre, permitirá una aproximación mucho más confiable al número de personas potencialmente inmunes a una nueva infección, lo que podría servir como insumo para las estrategias de las empresas en el regreso a sus funciones habituales y mejorar las medidas de resguardo.  

De este modo, el objetivo de esta alianza es aumentar el conocimiento de la enfermedad causada por el nuevo coronavirus, además de aportar desde distintas aristas en el manejo de la pandemia en nuestro país. Por esta razón, un completo equipo de científicos se encuentra trabajando en áreas de investigación que van desde la salud pública y la epidemiología (estudios de prevalencia y protocolos de prevención), hasta la virología e inmunología (desarrollo de nuevas técnicas de laboratorio).

“En CMPC, desde que se inició la emergencia de Covid-19, hemos buscado ayudar e innovar. Este proyecto conjunto con la UDD y el Banco de Chile es un ejemplo de ello. Hasta el momento, los resultados son alentadores y confiamos en que lograr una medición de anticuerpos a mayor escala será un gran aporte para el combate de esta enfermedad”, dice Felipe Alcalde, gerente de Innovación de CMPC. 

En tanto, para Eduardo Ebensperger, gerente general de Banco de Chile “este aporte agrega un elemento fundamental a la sostenibilidad de todas las otras medidas que estamos impulsando para el bien de Chile. Nuestro compromiso con el país forma parte del propósito de nuestro banco. Somos un equipo que está al servicio del país, nos importa el futuro de todos los chilenos y nos sentimos orgullosos de formar parte de esta iniciativa. Nos gusta decir que queremos a Chile. El Banco de Chile está empeñado en trabajar colaborativamente y formar parte de las soluciones a esta pandemia, a través del apoyo económico a sus clientes, constante atención a las necesidades de sus colaboradores, y a la comunidad en general”.

Daniel Contesse, vicerrector de Innovación y Desarrollo de la UDD, señala que, ante el escenario actual una alianza efectiva, rápida y contundente entre universidad y empresa facilitará, a través de la ciencia, la generación de conocimiento, el trabajo interdisciplinario y la innovación.

Agrega, además, que “la innovación, como motor de cambio y transformación, es vital para adecuar a las empresas a los nuevos requerimientos del entorno y es en las universidades donde existe la experiencia y el conocimiento suficiente para guiarlas en ese trayecto. Asimismo, las universidades tienen la capacidad de generar actividad científica altamente competitiva y orientada preferentemente a generar impacto real en las necesidades de la sociedad, esto es: la comprensión y solución de problemas complejos, relevantes para nuestra sociedad, y la formación de capital humano avanzado para la academia y la industria”.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes