suscríbete al boletín diario

Coronavirus

Ponen en marcha campaña para entregar ayuda social a las familias de migrantes

La pérdida de puestos de trabajo por la pandemia ha golpeado con especial dureza a las familias de migrantes avecindadas en la zona que, debido a la ausencia de redes de apoyo, han buscado ayuda en organizaciones que trabajan con las comunidades de extranjeros.


 Por Juvenal Rivera

Migrantes-744x465-1

El creciente aumento de ayuda social, otro efecto más de las consecuencias económicas en las comunidades de inmigrantes en la zona de Los Ángeles debido a la pandemia del coronavirus, es el principalmente detonante de la campaña que está emprendiendo la fundación Red de Inmigrantes (Redin).

Es que, de acuerdo a los datos de la organización de voluntariado, la pérdida de puestos de trabajo ha afectado con dureza a hombres y mujeres que provienen del extranjero. El problema es que debido a que no tienen redes de apoyo – ni familiar ni institucional -, no tienen instancias a las cuales acudir para capear las situaciones de crisis.

De ahí que muchas familias se hayan acercado a la fundación Redin para solicitar apoyo, en algunos casos para costear los arriendos, en otros para comprar pañales a los niños pequeños o, en la mayoría, para tener cajas de alimentos.

Según contó Verena Kulenkampff, presidenta de la fundación Redin, “nuestro fuerte no es la ayuda social, es la parte de orientación. Sin embargo, entendiendo la crisis sanitaria actual, nos vemos en la obligación de tener que actuar ante la demanda que estamos recibiendo en la fundación”.

Es que lo habitual de la entidad – creada en 2017 – ha sido entregar apoyo y asesoría para realizar los trámites migratorios. Sin embargo, en las últimas semanas, han percibido un incremento significativo de los requerimientos de ayuda social.

“Antes, nuestro principal motivo de consulta eran los trámites migratorios y después nos preguntaban por asuntos laborales. Sin embargo, aunque ahora siguen siendo los temas migratorios, ahora se ha sumado la necesidad de ayuda social y, recién después, lo laboral”, comentó.

¿El motivo? Según la joven, en muchos casos ya se está terminando el pago del seguro de cesantía, lo que abre un camino de incertidumbre para los meses que vienen. Otros tantos han sido despedidos pero sus empleadores no les han hecho el respectivo finiquito. Sin este último documento, no pueden hacer trámite alguno para el cobro de ese beneficio. El camino que resta es la “judicialización pero el trámite de pago se demora y, mientras tanto, no pueden acceder al seguro de cesantía”.

Hay otros casos en que los inmigrantes no tienen cédula de identidad vigente, documento indispensable para solicitar cualquier ayuda a los organismos del Estado. Hay otros tantos que desconocían que podían hacer dichas peticiones y ahora recién están completando la ficha del registro social de hogares.

“Estamos hablando de población irregular, población irregular sin cédula de identidad y población regular sin finiquito y que no puede acceder a los beneficios”, precisó Verena Kulenkampff.

Como si fuera poco, de acuerdo a su apreciación, “la ayuda social del Estado la verdad es que ha llegado muy poco a los migrantes”.

Ante esta complicada situación para la comunidad de extranjeros, añadió, “nace la campaña ‘Alimentemos la Solidaridad’ en que pueden donar alimentos o aportar recursos monetarios con los cuales compraremos los alimentos y los repartiremos entre la población migrante”.

En todo caso, existe la posibilidad de realizar consultas vía Whatsapp al número +569 48931993. También se pueden comunicar de manera telefónica al número +569 48918842. Además, está la alternativa de contactarse al correo [email protected]

Especial Coronavirus

  • Compartir:
etiquetas
campaña solidariafundación redin

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes