suscríbete al boletín diario

Coronavirus

Seremi de Transportes: “Los servicios son necesarios y la ciudadanía que los requiera, debieran disponer de esos servicios”

En entrevista con La Tribuna, la autoridad regional, Jaime Aravena explicó que no existe una ley que regule el funcionamiento de los buses que llegan a Los Ángeles, provenientes de las otras 13 comunas de la provincia.


 Por La Tribuna

Mulchén

El seremi, también explicó el tema las máquinas inter urbanas depende del funcionamiento de las medidas sanitarias que se deben tomar en cada terminal de Chile, como las que ya se tomaron en Collao.

Desde que se decretó el Estado de Catástrofe y el Coronovairus comenzó a avanzar en Chile, los habitantes de la Provincia de Biobío debieron enfrentar un nuevo problema, la frecuencia de los buses que van desde las 13 comunas de nuestra zona hasta la capital provincial, Los Ángeles.

Las normas por la que se rigen estos servicios solo exigen a los empresarios marcar la hora de la salida y de la última llegada a su lugar de origen, priorizando en todo momento, la rentabilidad.

Bajo este punto de vista y en conversación con La Tribuna, el seremi de Transportes y Telecomunicaciones de Biobío, Jaime Aravena dejó en claro que la ley faculta al proveedor de cada servicio a priorizar sus ganancias sobre la necesidad del traslado de las personas, que en la mayoría de los casos (en medio de esta crisis), deben viajar para poder trabajar.

De esta forma, el funcionamiento del transporte rural y sus horarios depende de voluntades.

En el caso del transporte, inter urbano, el tema es similar, pero además se debe sumar la exigencia de usar lo que en el rubro se conoce como “aduana sanitaria”, cuestión que para el principal terminal de buses de la región, ya está en funcionamiento.

LA REALIDAD RURAL

No es fácil adivinar los horarios de los buses rurales, sobre todo porque la ley no lo exige, quedando en claro, una vez más que falta regular muchos temas, en un país que increíblemente, ha vivido constantemente en Estados Excepcionales provocados por terremotos, maremotos, inundaciones, erupciones volcánicas, aluviones y hasta tornados.

Así entonces, el seremi de Transportes y Telecomunicaciones de Biobío, Jaime Aravena explicó la situación, haciendo un especial llamado a los empresarios.

De esta manera, Aravena dijo que “esos son servicios rurales y la verdad es que ellos, al no estar regulados bajo un perímetro o alguna situación de esa naturaleza, ellos no están obligados a tener un cumplimiento determinado de una frecuencia determinada con un horario determinado”.

Agregó que los transportistas solo “están obligados a informarles al Ministerio de Transportes cuál es el servicio que están prestando, cuál es la hora de inicio, pero los horarios entre medio, es decir a qué hora sale el siguiente y todo lo demás, no tienen una definición, es decir, ellos pueden variar esos horarios, en la medida que varía la demanda de pasajeros”.

Puntualizó que “lo que no pueden hacer y es si que es infraccionable por nosotros, es que ellos tengan ya sean en el terminal de salida o dentro del bus, establecido ciertos horarios escritos y que no cumplan”.

En este sentido, Aravena reiteró sobre los horarios de los recorridos que “si no lo tienen establecido y tienen solo establecido el de hora de inicio y el de hora de inicio si lo cumplen, el resto del día pueden ir variando sus horarios, eso está libre, es decir, tienen la libertad de hacerlo en la medida que tiene demanda”.

UNA PETICIÓN QUE NO OBLIGA

En este sentido, Jaime Aravena hizo una reflexión apuntada a los empresarios, sabiendo que el Estado no tiene como obligarlos “entendemos que la vida continúa y hay gente que tiene que trabajar, que tiene que ir a auto abastecerse, que tiene que ir a comprar y por lo tanto es indispensable, que haya al menos, un servicio mínimo de funcionamiento y conectividad en todos los lugares y eso incluye a Los Ángeles y sus 13 comunas al rededor”.

Agregó que “lo que hemos pedido a los operadores es que presten los servicios, pero que informen los horarios en los cuales van a prestar el servicio, de tal manera que las personas que lo necesitan se puedan organizar con tiempo”.

Así entonces y de manera especial pidió, como solicitud especial a los transportistas “que se identifiquen cuáles son los horarios en los cuáles se necesitan la mayor cantidad de personas moviéndose y hacia qué lugares, de tal manera que ese servicio se preste con la información adecuada.

LA REALIDAD NACIONAL

El mismo principio que rige a los buses rurales rige a los inter urbanos, es decirl, que si el empresario no ve rentabilidad está autorizado por ley, a suspender o adecuar sus recorridos, para asegurar la rentabilidad del mismo.

Por esta razón es que se hace difícil identificar la línea respecto de las decisiones de las grandes empresas del rubro han tomado la suspensión de suspender sus viajes para proteger a la población o para evitar crisis económicas.

En medio de la crisis y detallando como la autoridad está atada de manos para exigir a los transportistas es que, Aravena detalló “los servicios son necesarios y la ciudadanía que los requiera, debieran disponer de sesos servicios, ahora esto funciona sobre la base de la demanda, es decir, en la medida que existen pasajeros, los servicios se pueden prestar”.
“Hay un mínimo para operar y auto´financiarse de alguna maneras, como en todo rubro y por lo tanto, si un bus inter urbano viaja de Los Ángeles a Santiago, no es posible de financiar y uno entiende ahí, que la empresa decida suspender ese viaje”, puntualizó la autoridad regional.

Eso sí y tras enunciar esas palabras Aravena resalt que “lo que no debe pasar es que no exista la posibilidad de viajar, entonces lo que hemos pedido a todas las empresas inter urbanas, por lo menos en las que están en nuestra región, es que mantengan un mínimo de servicios e informando a la ciudadanía para que al menos, ese viaje tenga salida”.

Según los datos estadísticos manejados por Transportes, un bus puede rentabilizar con un mínimo de pasajeros calculados también con la necesidad del distanciamiento social.

“Queremos que salgan con un 50 o 60 por ciento de los pasajeros, eso asegura rentabilizar el negocio, es decir, que el dueño del bus no pierda plata y asegura que la ciudadanía pueda tener un servicio que se esté presentando”.

Para dar fuerza a sus palabras, el seremi habló de dos empresas que tiene localía en la Región del Biobío: “en el caso de Pullman Tur y EME Bus, que son empresas grandes e importantes, pero que están inscritas en Concepción aún siguen prestando los servicios, lamentablemente las otras empresas grandes han decidido suspender el servicio”.
Así entonces, Jaime Aravena resaltó que “el terminal de Collao tiene aduana sanitaria, hace más de 10 días que se generó la aduana sanitaria, días después de que se hizo en los aeropuertos”.

Especial Coronavirus

  • Compartir:
etiquetas
Buses rurales

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes