suscríbete al boletín diario

Comunas

Unidad de Pediatría del Complejo Asistencial “Dr. Víctor Ríos Ruiz” implementa con éxito hospitalización conjunta

Los profesionales del Centro de Costos Indiferenciado del Niño y la Niña han buscado distintas estrategias para mantener el contacto entre los progenitores y/o figura significativa con el pequeño paciente.


 Por Patricio Gallegos

Foto-5-apoyo-2

La crisis sanitaria que atraviesa el mundo y de la que no está exenta nuestro país, ha significado un desafío constante para los servicios clínicos, tarea que el Complejo Asistencial “Dr. Víctor Ríos Ruiz” ha asumido con responsabilidad, atento a los constantes cambios determinados por el avance de la pandemia y de los casos de Covid-19 en Los Ángeles y la provincia de Biobío.

Una de las áreas más afectadas desde el inicio de la crisis sanitaria fue Pediatría, unidad que debió restringir totalmente sus visitas, a la espera de la instauración de protocolos que permitieran garantizar la salud de los menores y del personal que allí se desempeña. No obstante, entendido que el vínculo entre el menor y su figura significativa es trascendental para su recuperación, rápidamente el panorama se revirtió.

La enfermera supervisora del Centro de Costos Indiferenciado del Niño y de la Niña, Nicole Muñoz explicó que luego de una semana, se definieron las condiciones en que los pequeños recibirán visitas, las que varían dependiendo de la gravedad de la patología que lo mantiene internado.

“Se realiza una hospitalización conjunta, que consiste en que los papás ingresan y se hospitalizan junto con su hijo, es decir, no tienen derecho a salir durante el día, pero se pueden quedar acompañándolos durante todo lo que dure la hospitalización, y el único requisito es tener una PCR que se toma al ingreso en la urgencia, y que debe estar negativa”, precisó la profesional.

De esta forma, los pacientes mayores de dos años se internarán solos en Pediatría, hasta que un resultado negativo de PCR le permita a su cuidador subir y acompañarle. Allí, el adulto tendrá acceso a alimentación, elementos de protección personal (recambio de mascarilla cada seis horas), servicios higiénicos y ducha, además de un berger para su descanso, servicios que provee el Complejo Asistencial Angelino.

En el caso de los niños y niñas con necesidades especiales, debido a su condición crítica de salud no pueden recibir visitas, no obstante, estas se retomarán al volver a la Fase Dos del Plan Paso a Paso, con periodicidad de tres veces a la semana y previa PCR del adulto que concurre. De igual forma, diariamente luego de la visita médica, se toma contacto con su cuidador para entregar el reporte de su salud, y se dispone de un tablet para la comunicación con sus familiares.

De esta manera, el servicio de pediatría del Complejo Asistencial, mantiene su compromiso con el cuidado de los menores junto a su familia, disminuyendo la ansiedad y la angustia que provoca la hospitalización en los usuarios más pequeños de la salud pública.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes