suscríbete al boletín diario

Comunas

Profesor de cueca es formalizado por ocho cargos de abusos contra menores

El primer caso de abuso sexual que involucró a este instructor de cueca, se conoció públicamente el miércoles 1 de marzo del año 2017.


 Por Juan Villalobos

detenido

En prisión preventiva quedó Alejandro Garcés Cereceda, quien fue formalizado por el fiscal (s) de Yungay, Francisco Mosqueira, por ocho delitos de abusos sexuales reiterados en contra de cuatro menores de edad de las comunas de El Carmen (Ñuble) y Tucapel (Bío Bío).

Los ilícitos los habría cometido aprovechándose de la confianza que generaba en las víctimas, a quienes les impartía clases de cueca.

El fiscal precisó que los hechos ocurrieron entre 2015 y 2017 y afectaron a tres niños y a una niña de entre 12 y 13 años de edad, a quienes les realizaba diversos actos de relevancia y significación sexual, y también les exhibía material pornográfico. Incluso, en una oportunidad grabó a dos de sus víctimas.

“El imputado, profesor y monitor de cueca, abusando de la confianza que tenía con estos menores que eran sus alumnos, realizó diversos actos de relevancia y significación sexual en contra de estos menores, los cuales se reiteraron en el tiempo”, precisó el persecutor.

Mosqueira precisó que “la Fiscalía, atendida la gravedad de los hechos por los cuales fue formalizado el imputado, el número de delitos y la reiteración de éstos en el tiempo, más el bien jurídico protegido, que es la indemnidad sexual de los menores, solicitó la medida cautelar de prisión preventiva, ya que estimamos que la libertad del imputado constituye un peligro para la seguridad de la sociedad, medida cautelar que el Juzgado de Garantía de Yungay acogió”.

DESDE LA DEFENSA

Respecto a la decisión adoptada por el Juzgado de Garantía de Yungay el abogado defensor del caso Nicolás Arismendi precisó que “como defensa no compartimos el criterio del tribunal, entendemos qué hay prueba suficiente para desvirtuar los hechos que se le imputan, iremos aportando los medios probatorios en el transcurso de la investigación abogando por la inocencia de mi defendido”.

Arismendi también explicó que “mi cliente fue detenido por la familia de la supuesta víctima en base a hechos absolutamente falsos, quienes lo secuestraron y golpearon desnudándolo en público, hechos por los cuales solicitaremos la respectiva responsabilidad”

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes