suscríbete al boletín diario

Comunas

Deportistas angelinos no bajan los brazos ante la pandemia

Desde sus casas y también apoyados por la tecnología, los representantes de la capital provincial han continuado con sus entrenamientos e incluso han logrado reinventarse. Pese a las dificultades que el actual contexto sanitario supone.


 Por Juan Villalobos

BeFunky-collage (1)

Frente a la pandemia del coronavirus, ¿qué tienen en común el rugby con su aguerrido estilo de juego, la tenacidad del triatlón y la estrategia del básquetbol? Diario La Tribuna conversó en exclusiva con destacados deportistas y representantes de la provincia de Biobío, sobre sus retos, miedos, objetivos y de cómo han enfocado su carrera en estos tiempos tan inciertos.

Sin duda esto ha sido un duro golpe para la gran mayoría de los referentes de alto nivel, incapaces de competir y obligados a detener o reajustar el entrenamiento debido a las restricciones.

En el caso de las competencias, el año ya estaría completamente perdido por lo que el 2021, es el principal enfoque de trabajo, respecto a postulaciones y preparación.

Cabe destacar en este contexto que para los deportes menos publicitados la actual situación sanitaria significa más preocupaciones financieras, ya que prácticamente la mitad de las empresas del sector declararon pérdidas de ingresos, lo que se traduce directamente en falta de auspicios e ingresos estables para los deportistas.

DESDE EL TRIATLÓN

Este deporte olímpico, que consiste en realizar tres disciplinas, natación ciclismo y carrera a pie, las cuales e ejecutan de manera consecutiva entre una prueba y la siguiente.

En la provincia de Biobío Josette Sepúlveda se alza como una de las deportistas más prolíferas del último tiempo. En sus logros más recientes podemos encontrar su participación en  la séptima edición del Triatlón Cruzando el Biobío en San Pedro de la Paz, Concepción y Chiguayante, donde logró concluir el desafío en una posición privilegiada, lo cual le hizo finalmente obtener un cupo para el Mundial de Larga Distancia ITU que se realizaría este próximo 13 de septiembre en Ámsterdam, capital oficial del Reino de los Países Bajos. Competencia que debido a la crisis sanitaria no logró concretar su desarrollo.

Actualmente la triatleta, ha logrado compatibilizar, el trabajo, su entrenamiento, el rol de madre y también la realización de clases online, lo que ella relata como una reinvención ya que la ayuda a seguir activa deportivamente al mismo tiempo que puede obtener un ingreso extra.

“He tenido que replantearme cada día, con la situaciones que he ido viviendo tanto en el ámbito personal como profesional y también apegado a la realidad económica. En mi caso me tocó reinventarme de cierta forma y actualmente estoy realizando clases online, motivando a la gente también para que active en casa, incluso ha llegado gente de otras regiones a formar parte de mis clases”.

Josette también relató que este acercamiento hacia nuevas personas a través de sus clases, le ha servido para conocer otras “experiencias de cuarentena”, ya que realiza un completo seguimiento de sus aproximados 30 alumnos por lo que termina conociendo, su historia y el contexto en el que están inmersos en esta época de pandemia. A través del fitness grupal.

“Me he dado cuenta que esta rutina de clases que realizamos de forma diaria ayuda la gente a liberar su ansiedad, a canalizar de forma positiva el estrés que este confinamiento genera, que muchas veces nos afecta incluso se ve reflejado en los porcentajes de obesidad”, explicó la deportista.

Dada la exigencia física que el triatlón trae consigo, Josette ha debido hacer lo posible para mantener su condición física de manera óptima, por lo que logró gestionar la utilización de un fundo privado donde entrenar, donde no tiene contacto humano con nadie. “Siempre que tengo un poco de tiempo me arranco a realizar ciclismo o a trotar a este lugar, técnicamente hablando estoy en un periodo de mantención, ya que no hay fecha alguna para el calendario deportivo. Entrenamiento suave y al aire libre. En este campo practico totalmente sola, salvo por los animales ellos son mi público. Paralelo a esto sigo en mi trabajo realizando clases en un aula virtual del Liceo Técnico, las nuevas clases de fitness en las tardes, apenas tengo una ventanita parto a realizar mi preparación física de triatlón”.

PROYECCIÓN

Respecto a la clasificación de la deportista al mundial de Larga Distancia ITU que se realizaría este próximo 13 de septiembre en Ámsterdam, la triatleta explicó que “la inscripción del mundial se devolvió por parte de la federación, ahora tenemos que esperar al año 2021, ya que se supone que nos guardarían el cupo respecto a los 10 deportistas que estábamos clasificados. Esperamos que esto se mantenga con la misma fecha para el próximo año”.

De forma transversal muchos deportistas han sentido que este periodo, ha sido una gran prueba psicológica respecto al ámbito anímico.

“Me gustaría decirle a la comunidad en general que es importante cuidarse mucho ya sea en casa o en su trabajo. Todos tenemos que salir a trabajar porque esto es así, para llevar el pan a la mesa. Es importante crear una rutina en casa para seguir activos, quiero concientizar a la gente para que tome la actividad deportiva como algo propio. Hay que moverse”, aseveró la destacada triatleta de Los Ángeles Josette Sepúlveda.

EL MONARCA DEL RUGBY ESPERA DEFENDER SU TÍTULO

Después de una exitosa temporada 2019 donde el equipo angelino Rugby Callaquén logró consagrarse en calidad de invicto, como el campeón de la  Copa Aruco. La temporada 2020 se alzaba frente a ellos como el momento clave para mantener la monarquía, en una competencia que en su última versión reunió a los mejores elencos de región del Biobío, entre los que se encuentran Troncos, Universidad de Concepción y Mineros de Lota, destacados competidores que integran la primera división del rugby nacional.

El contexto sanitario ha sugerido un gran cambio en la modalidad de trabajo que el equipo mantenía sobre todo si tomamos en cuenta que el rugby es un deporte totalmente colectivo.

Renato Loyola, entrenador artífice del pasado campeonato, se refirió al presente del “rino” señalando que, “para nosotros era un año importante veníamos de consolidar lo que era el título regional de primera división. Alcanzamos hacer incluso pretemporada teníamos pactado hasta un amistoso con un equipo recién ascendido Palkún de Chillán – Universidad de Concepción. En este contexto también teníamos muchos proyectos en carpeta con la dirigencia para mejorar las condiciones del club en todas sus líneas, incluso divisiones menores, lo que temporalmente está paralizado por el coronavirus.

Respecto a la adaptación que el equipo ha debido implementar para lograr mantener sus entrenamientos, el entrenador explicó que las plataformas de videollamadas han jugado un rol primordial ya que diariamente el equipo se reúne de manera remota y realiza rutinas de ejercicios a la distancia, lo que ha logrado mantener la unidad de Callaquén, ya que como Renato Loyola señala “más que un equipo somos una familia”.

“Nuestros jugadores comenzaron a trabajar desde sus propias casas, todos se han motivado y participado mucho. Hemos estado enfocados en la parte física y lo más importante es que hemos estado en contacto entre nosotros. El rugby volvió en Nueva Zelanda y Australia. Así que ahí comentamos todos los partidos y seguimos comunicándonos activamente, se nota la pasión por el deporte sobre todo ya que los encuentros son de madrugada al otro lado del mundo sin embargo ahí estamos viéndolos”, relató Loyola.

El entrenador también recalcó que el elenco angelino actualmente se encuentra aguardando el anuncio de un nuevo protocolo deportivo, ya que están listos para volver a las canchas y con ansias de defender el título de campeón, especialmente porque en esta nueva versión del campeonato participaría Old Jhon’s, lo que supone el rencuentro con este clásico rival siempre finalista de la competición.

BÁSQUETBOL ANGELINO AGUARDA EXPECTANTE

Tras realizarse el primer Sudamericano de Baloncesto en la historia de Biobío, Los Ángeles se alistaba para recibir el Campeonato de Apertura correspondiente a la Liga de Básquetbol Biobío 2020 a mediados de marzo.

Cabe destacar que esta instancia deportiva se alza como una de las más importantes del país, desarrollando la disciplina desde la categoría Sub 14 hasta la senior, tanto en las ramas femenina como masculina.

Sin embargo una de las competencias que apunta a ser una de las más grandes del sur de Chile ha visto entorpecido su crecimiento debido a la falta de horarios y también de espacios en el Gimnasio Municipal espacio dispuesto para la instancia deportiva. En su última edición 17 escuadras quedaron fuera de la competencia.

Respecto a la proyección de cara a la temporada 2021 Miguel Molina presidente de la Liga de Básquetbol Biobío señaló que “esperamos que todo se normalice pronto, en el caso de que existiera la posibilidad de volver lo tendríamos estimativamente programado a mediados de marzo y abril del próximo año”.

En el marco de un posible retorno Molina realizó un llamado de apoyo a las autoridades en especial a los concejales “este año nuevamente se postulará a los proyectos, por lo que contar con un millón de pesos para la Liga Estudiantil y La Liga Biobío respectivamente, para pagar el arbitraje de los niños”.

Cabe destacar que el funcionamiento de esta competición es el mismo que se viene implementando hace ocho años por parte de la directiva, siendo los martes utilizados para los partidos de la categoría senior, los jueves para la categoría adultos y los domingos por los equipos desde la categoría sub 13 hasta la sub 18, junto con damas en el nivel todo competidor.

Una de las novedades implementadas el pasado semestre deportivo, la liga “Dimenor”, donde se promueve la actividad y participación en las categorías sub 10 y sub 13 para mujeres y hombres donde se encuentran inscritos ocho establecimientos educacionales, pretendiendo ser un puente y una instancia para que los más jóvenes se acerquen a la vida sana y conozcan el deporte en equipo. Sin dejar de lado como objetivo la búsqueda de un semillero de grandes deportistas a futuro para la provincia de Bío Bío.

Para el básquetbol angelino, el eterno anhelo es tener un gimnasio exclusivo para la disciplina, ya que los espacios existentes en la capital provincial no están dando abasto actualmente.

“Estamos esperando ansiosos que esto termine para volver a las canchas a pasar tardes alegres, en torno al básquetbol donde siempre se reúne toda la familia angelina para convivir de forma sana. Queremos seguir dando un ejemplo deportivo en la provincia de Biobío”, enfatizó Miguel Molina.

Especial Coronavirus

  • Compartir:
etiquetas
BásquetbolDeportesJosette SepulvedaRugbyRugby CallaquenTriatlón

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes