suscríbete al boletín diario

Comunas

Comunal Cabrero: su momentánea salida de la Tercera División y proyección deportiva

La difícil decisión tomada por el club pretendiendo conseguir una sólida reintegración deportiva a la temporada 2021.


 Por Juan Villalobos

74222795_425328784850170_2083874830158921728_o

El fútbol de nuestro país se ha visto paralizado en la totalidad de sus campeonatos, manteniendo colectivamente la incertidumbre en cuanto al retorno, ya que desde fines del año 2019 debido al estallido social, los estadios han quedado en silencio.

Es importante hacer una diferenciación respecto a la realidad en la competencia nacional ya que en la Primera División y la Primera B, la mayoría de los equipos tienen ingresos asegurados ya sea por sustanciosos contratos de auspiciadores o en su defecto por el valor asociado a su marca.

A muchos equipos de Segunda y Tercera División donde, el ingreso de las entradas es un aspecto primordial en la economía de los equipos que junto a los auspiciadores muchas veces “alcanza para lo justo”.

En la provincia de Biobío la crisis se hizo notar, causando el retiro de la división de bronce del “Fuerte cabrerino”, una compleja decisión tomada por parte de sus directivos.

Diario La Tribuna conversó en exclusiva con Pablo Gierke, presidente de Corporación Deportiva Comunal Cabrero quien develó el actual presente del club y su proyección futbolística ya que según precisó “esta es una decisión momentánea, en bienestar de nuestra institución”.

Antes que llegara la pandemia el Club venía realizando una gran gestión en todo sentido ¿Cómo vivieron este abrupto cambio?

-Nosotros iniciamos una campaña de reuniones a fines del año pasado con distintas empresas dentro y fuera de la comuna. Para buscar auspiciadores con la finalidad de formar un equipo potente en lo futbolístico con un plantel de renombre, íbamos por muy buen camino en realidad, lo que se vio mermado por la pandemia que finalmente nos dejó solo con la pretemporada y los entrenamientos previos que tuvimos. El panorama cambió pero la proyección que teníamos para este año no lo hizo, donde nuestro objetivo número uno es lograr el ascenso. Para ello incorporamos jugadores importantes y un cuerpo técnico de renombre en la división, el cual era Ricardo Abdala quien traía todo su equipo de trabajo. De hecho cuando comenzó el confinamiento y las restricciones, lo jugadores en sus casas siguieron entrenando y lo hacían vía Zoom y todos los días teníamos un reporte en detalle de su actividad. Estuvimos hasta mediados del mes de julio con esta modalidad de trabajo diaria.

¿Cuál fue el contexto y qué factores gatillaron en dejar momentáneamente la división de bronce?

Tuvimos un par de reuniones con la presidencia de la Tercera División. Donde se abordó la posibilidad del retorno y se propuso en representación de cada club a nivel nacional un protocolo basado en la Primera División, los cuales son muy estrictos.

En este contexto para nuestra realidad deportiva y con los costos que supone la implementación de un protocolo de estas características. Teníamos con ello un problema muy importante para poder cumplirlo. Fueron muchas las variables y condiciones que había que cumplir para poder cumplir el protocolo de manera eficiente.

Considerando esto y que la pandemia trajo consigo varias mermas respecto a nuestros auspiciadores, los apoyos económicos que habíamos pactado a fines del año pasado que nos permitían tener una proyección favorable, ya no era tan así. Se tomó la difícil decisión de no participar en esta temporada.

¿En proyección a la temporada 2021, cómo se gestó esta posibilidad de continuar?

-Dentro de las cosas buenas que hubieron en esta decisión, Anfa dio la posibilidad a los clubes que no decidieran participar mantener el cupo para el próximo año. Entonces acogiéndonos a esta facilidad podremos continuar el próximo año. Yo trabajo en el área de la salud por lo que de manera crítica veo muy difícil que se retome el fútbol este año.

Al final esta fue una decisión de equipo, y el apoyo de ANFA es fundamental guardando los cupos para el próximo año, porque ellos saben que en la división es complicado ya que no hay mucho financiamiento a diferencia de los clubes profesionales. Donde incluso a ellos se les ha hecho muy difícil cumplir con las normas sanitarias.

¿Desde un prisma más personal cómo ve situada a la Tercera División actualmente?

-La realidad de la Tercera División es bastante complicada, años tras año, en condiciones normales cuesta bastante conseguir auspiciadores, empresas de nuestra misma comuna incluso. Cuesta conseguir el apoyo para resaltar el deporte local. Desde ese punto de vista en condiciones normales es difícil imagínese en condiciones de pandemia. Prácticamente es inviable la participación de clubes en esta división.

Esta situación deja ver la fragilidad que existe y creo que es necesario que se deba fortalecer el apoyo, por parte de las autoridades del deporte, quienes son los que al final norman todo esto a nivel nacional. Desde sus respectivos ministerios.

También es importante agradecer y pedir a nuestra hinchada comprensión, ya que nuestro primer objetivo es la salud de nuestro jugadores sus familias y por supuesto de la comunidad.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes