suscríbete al boletín diario

Comunas

Proyecto Troy Küyen beneficiará a emprendedores mapuches con ventas online

El sitio de ventas pretende posicionar emprendimientos pertenecientes a la cultura mapuche en el mercado digital, con la finalidad de ser un apoyo económico ante el actual escenario de pandemia.


 Por Juan Villalobos

WhatsApp Image 2020-07-03 at 11.15.52

La llegada del Covid-19 cambió la forma en que trabajamos. Muchas personas han tenido que adaptarse al teletrabajo, y otras lamentablemente perdieron sus empleos. Ante el actual escenario surge el proyecto Troy Küyen, que es financiado por la Corporación Nacional de Desarrollo Indígena (Conadi) y es ejecutado por el Instituto Nacional de la Juventud (Injuv) del Biobío.

La iniciativa busca beneficiar precisamente a ese público emprendedor, pero está enfocado en personas de origen mapuche en Biobío. “Queremos potenciar el emprendimiento y la innovación de jóvenes mapuche a través de una plataforma que evite la compra presencial. Los ayudaremos con herramientas de marketing y posicionamiento de marca, para aumentar sus ventas a través de redes sociales”, explicó el director de Injuv Biobío, Gustavo Apablaza.

El proyecto se dio a conocer a través de la plataforma Zoom a 16 emprendedores mapuches, que representan a 14 comunas de la región. Este fue el primer acercamiento entre los emprendedores y los representantes del proyecto.

“Es interesante porque yo no me manejo con las redes sociales y la publicidad. Yo tengo un Instagram, pero no lo uso. Me ayudará a incrementar mis ventas con la sola ventaja de tener internet”, explicó la emprendedora Nadia Rodríguez Rifo.

Por su parte, Héctor Rebolledo Catril afirmó que “es bueno lo que nos quieren enseñar, nos sirve para nivelarnos en el uso de la tecnología y permite que todos tengamos las mismas oportunidades”.

Existen 30 millones de pesos destinados para el proyecto, que planea beneficiar a 50 personas en su primera etapa. “Los únicos requisitos que se necesitan para ser parte de esta iniciativa son tener entre 15 y 35 años, tener un apellido mapuche o un certificado que acredite la descendencia, y vivir en alguna comuna de la región del Bíobío”, explicó el director del Injuv regional, Gustavo Apablaza. 

DESDE LA EXPEIRENCIA

La iniciativa busca crear dos líneas de trabajo. La primera es diseñar un e-commerce mapuche donde los emprendedores puedan publicar sus productos y así la ciudadanía los compre en línea.

Nadia Rodríguez, participante de la actividadm destacó la existencia de este proyecto. “Una vez quise publicar mis productos en una página web, pero no me atreví porque era muy costoso y no me daba seguridad. Que propongan una página exclusiva para nuestros productos será de gran ayuda”.

La segunda rama del proyecto busca capacitar a los microempresarios en materias de innovación, emprendimiento, manejo de redes sociales y marketing, entre otras áreas, para que puedan sacarle el máximo provecho a su emprendimiento, y de esa forma posicionen su marca personal en el mercado local y digital.

 “Sabemos lo importante que es para nuestros emprendedores jóvenes apoyar el trabajo que realizan. Esperamos que se unan a esta red de emprendedores que tienen el sello característico de nuestra cultura mapuche”, explicó Ana Paola Hormazábal, directora de Conadi Biobío.

La convocatoria está abierta para que todas las personas mapuches de la provincia del Biobío puedan ser parte de esta iniciativa, que comenzará el segundo semestre del presente año. Ante cualquier duda, se puede tomar contacto a través de las redes sociales de Injuv Biobío.

UNA VENTANA HACIA EL DESARROLLO

“Me parece excelente esta iniciativa de poder tener un medio para mostrar nuestros productos. Es necesario en este contexto. Mi agrupación, por ejemplo, no ha podido salir a ninguna feria, nuestra principal fuente de ingreso. Actualmente no tengo cómo enviar mis productos hacia ningún lado. Esta plataforma me ayudará a vender nuevamente y me será de gran utilidad para aprender más en el uso de la tecnología, que es algo difícil en general para nosotros. Como representantes y artesanas mapuche pehuenche, dependemos de nuestro trabajo; agradecemos mucho esta iniciativa”, señaló con emoción Claudia Manquel Huenchucan, de la comuna de Alto Biobío.

Sin duda esta venta aparece en un momento trascendental para muchas personas que no reciben aportes del Estado y que ven en el trabajo ancestral una fuente de sustento primordial para sus bolsillos y hogares.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes