suscríbete al boletín diario

Comunas

Covid-19 y actividad física: la inminente evolución hacia el “Homo Sedentarius”

La obligación de quedarse en casa trae problemas psicológicos, sociales y económicos a los cuales se ha otorgado gran relevancia. En tanto, las consecuencias físicas de un prolongado tiempo con escaso movimiento aún son tomadas a la ligera.


 Por Gonzalo Meller

13.1 Fat

Todo órgano que no se ocupa, se atrofia. La pandemia por el coronavirus ha traído consigo una falta de movimiento en las personas que, si bien, ya se venía arrastrando desde antes de que ocurriera la contingencia de salud global, ahora se convierte en un problema ya que se masificarán las enfermedades provocadas por la hipocinesia, la cual se refiere a la disminución de la velocidad de los movimientos voluntarios y limitación de su extensión.

Y es que el escaso gasto de calorías por el movimiento insuficiente existente, ahora se acrecienta debido a la pandemia, por lo que gran parte de la población ya no realiza siquiera el mínimo que el cuerpo requiere para su mantención.

A nivel general en todas las edades la carencia de movimiento trae malas consecuencias para la salud, algunas de ellas se pueden volver crónicas dependiendo de la situación particular de cada individuo.

Referente al tema, consultamos sobre este nuevo paradigma de sedentarismo que flagela al mundo con el especialista angelino de la actividad Física, Salud y Deportes, Axcel Luhr, quien hizo inmediatamente la invitación de “moverse sí o sí, en un mundo que cada vez no nos invita a movernos, con controles remotos, máquinas que realizan el trabajo, labor sedentaria en computadores y otros”, aseverando que la sociedad avanza a pasos agigantados hacia la transformación del “Homo Sapiens” en “Homo Sedentarius”.

“HOMO SEDENTARIUS” Y ENFERMEDADES HIPOCINÉTICAS

Según sus estudios, el profesional Axcel Luhr explicó que el humano “Homo Sapiens”, es un ejemplo claro de especie animal. Este vivió como cazador (animales salvajes) y como recolector (vegetales), gracias al empleo de sus habilidades físicas, fortaleza y velocidad. “Se le presentaba a diario una nueva prueba de capacidad o aptitud física y el premio era su supervivencia”, explicó.

Paralelamente, manifestó que hoy en día las máquinas reducen el esfuerzo de esas actividades físicas y mentales a niveles mínimos. “La mayoría de nosotros utilizamos el coche para el transporte, utilizamos numerosos dispositivos para ahorrar trabajo en nuestras ocupaciones, es decir, una vida totalmente exenta de actividad física vigorosa”, aseveró Luhr.

Por lo que tomando como referencia la opinión de otros expertos se suma a la de estos, manifestando que “el nombre de nuestra especie humana en la actualidad debería cambiarse por el nombre de Homo Sedentarius”.

Dado lo anterior, el especialista explicó que los profesionales de la salud han adoptado un nuevo término para las consecuencias del nuevo “humano”: hipocinesis.

Con el término anterior describen un estilo de vida caracterizado por la carencia de ejercicio físico y trae consigo enfermedades como las cardiacas (coronarias), obesidad, diabetes, hipertensión y dolores de espalda. 

Para cerrar, Lurh entregó sólo una recomendación para esta cuarentena para evitar lo peligroso del nuevo estilo de vida adoptado por la pandemia. “Moverse a como dé lugar”, sentenció el experto.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes