suscríbete al boletín diario

Comunas

El drama de la única familia que debe usar un puente en mal estado

Son seis integrantes de un grupo familiar que hace años vienen pidiendo que se repare un viaducto de madera sobre el río Ñireco pero solo han tenido negativas como respuesta. Para ellos, es la única vía de comunicación en la zona.


 Por La Tribuna

WhatsApp Image 2020-02-16 at 8.34.07 PM

Se trata de la historia de una familia formada de seis personas, incluidos dos niños, que vive en el sector de Ñireco, en la comunidad Aukín Wallmapu, en plena zona cordillerana de Alto Biobío.Instalados a mediados de los 80 en ese lugar, hace poco más de 20 años tuvieron una gran noticia: una empresa construyó un puente de madera sobre el estero Ñireco. Así pudieron comunicarse de manera expedita con el camino público, aquel donde pasan los buses, automóviles y camionetas.Mal que mal, desde ese lugar hay cerca de 28 kilómetros por una serpenteante ruta, a orillas del río Biobío, hasta llegar la localidad de Ralco, capital de la comuna de Alto Biobío.Sin embargo, ese puente que antes fue un gran progreso para las familias residentes en ese sector, ahora es un verdadero dolor de cabeza.¿Por qué? Desde que se construyó hace más de 20 años, nunca ha sido sometido a mejoramiento o reparación alguna. De ahí que ahora su estado sea francamente calamitoso, al punto de ser un verdadero riesgo para quienes lo cruzan.En verano, el problema no es tan severo porque el río Ñireco se puede vadear con facilidad debido a que lleva muy poca o nada de agua. El riesgo mayor se produce siempre en la temporada invernal en que crece el volumen de agua y amenaza con arrastrar la desvencijada estructura de madera.El otro problema es que cuando se construyó, eran tres familias beneficiadas. Ahora solo queda una y, aparentemente, eso fue motivo suficiente para que nadie quiera hacerse cargo de la reparación del puente.Blanca Jara es una de las integrantes de esa familia. Cuenta que hace bastante tiempo era evidente el deterioro del viaducto. De hecho, hace siete años alguien de la dirección de Vialidad colocó un letrero que advierte de su mal estado de esa vía. Eso no tendría nada de malo, salvo porque nadie, hasta la fecha, se ha hecho cargo de su reparación.“Está en riesgo la vida de una familia completa porque hacemos uso constante de este puente ya que es nuestro único acceso al camino vecinal”, señala la preocupada joven.En diciembre del 2018, ellos mismos habilitaron una parte del río Ñireco para cruzarlo en vehículo pero “en el invierno es imposible cruzar debido a que el río aumenta su caudal”. Ahí viene otro problema. Aunque han enviado cartas a la Municipalidad de Alto Biobío y a la delegación provincial de Vialidad donde se expone la gravedad de la situación, Blanca asegura que nadie responde, nadie se hace cargo.“No tenemos el apoyo de nadie. Es triste cuando vamos a una entidad y nos dicen no pueden ayudarnos ya que solo vive una familia, como queriendo decir que no valemos nada. Si pasa algo, a nadie le va a importar”, se queja amargamente la joven. Advierte que ya se acerca el invierno “y lo que queda de puente se sigue deteriorando cada vez más, las basas principales están quebradas, la parte superior está en condiciones nefastas, hasta el letrero de advertencia que pusieron ya se ha caído. Tengo hermanos pequeños que hacen uso diario de este puente, y que por misericordia de Dios aún están con vida. No quiero que suceda una tragedia para que los encargados de las entidades respondan”.

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes