suscríbete al boletín diario

Comunas

Central Rucalhue: proyecto hidroeléctrico está a la espera de terminar expropiaciones

Alcalde de Santa Bárbara, cuya comuna será – junto a Quilaco - una de las afectadas por esa nueva iniciativa energética, sostuvo que las obras recién podrían iniciarse recién a fines de este año.


 Por La Tribuna

63, Mapa de ubicación de la central Rucalhue

La lentitud en el proceso de expropiación de los terrenos que quedarán dentro de la zona de inundación, explicaría la demora en el inicio de las obras de construcción de la central Rucalhue, que fue proyectada sobre el río Biobío, justo en el límite de las comunas de Santa Bárbara y Quilaco.

Dicha iniciativa de 90 MW de potencia instalada, después de un largo proceso de socialización en las comunidades afectadas, obtuvo el visto bueno ambiental de la autoridad en marzo de 2016, tras presentar el respectivo Estudio de impacto Ambiental en 2013.

Uno de los aspectos más novedosos es que pese a contar con un embalse, no se utiliza para regular el caudal del río. También, en materia de relacionamiento comunitario, la compañía responsable del proyecto se comprometió a tributar en los municipios involucrados y no en la Región Metropolitana, como sucede con todo el resto de las plantas generadoras.

Según el alcalde de Santa Bárbara, Daniel Salamanca, aunque la central Rucalhue tiene los permisos ambientales hace más de tres años, la demora en el inicio de las obras se debe a que no han resuelto las expropiaciones de los terrenos afectados por la inundación.

Es que, explicó el jefe comunal, la obra mayor es una represa que estará aguas abajo de la confluencia de los ríos Biobío y Quilme, lo que generará un embalse que tendrá 6,5 km aproximados de extensión por el río Biobío y 1,2 km por el río Quilme. La superficie total que se afectará superará las 165 hectáreas con un el volumen total embalsado del orden de 7,2 millones de metros cúbicos.

El proyecto Rucalhue considera una inversión que supera los 240 millones de dólares y se sumaría a las centrales instaladas desde principio de los años 90 sobre el cauce del río Biobío (Ralco, Palmucho, Pangue, Angostura), cuya potencia instalada supera los mil 500 MW.

Con esa iniciativa y la central Frontera (cuya construcción en las cercanías de la localidad de San Carlos de Purén), el río Biobío se consolidará como el mayor generador de energía a nivel nacional con más de mil 700 MW.

CONTROLADOR CHINO

En mayo de 2018 el proyecto energético pasó sus controladores brasileños de Atiaia a manos de la empresa CWE (China International Water and Electric Corporation), filial internacional de la Corporación de las Tres Gargantas (CTG), la compañía más grande del mundo en materia de generación energética.

El arribo del gigante asiático a Latinoamérica se produjo precisamente de la mano de la toma del control de Atiaia Energía, ligada al centenario grupo industrial brasileño Cornélio Brennand, que desistió de seguir adelante con la iniciativa en la zona debido a la crisis económica en su país natal.

Para el alcalde de Santa Bárbara, la llegada de los chinos representó también un retraso en el inicio de las obras del proyecto debido a que los inversionistas debieron ponerse al tanto de los detalles de la ley ambiental nacional para retomar el trabajo hecho por los anteriores controladores.

PROYECTO

El proyecto hidroeléctrico se ubicará en el río Biobío, aproximadamente a unos 50 km al suroriente de la ciudad de Los Ángeles y a 10 km, aproximadamente de las ciudades de Santa Bárbara y Quilaco.

Debe su nombre a la localidad de Rucalhue, que estará a1 km de las obras definitivas para la operación (presa y casa de máquinas) y a unos 500 m en línea recta de las obras temporales asociadas a la habilitación de áreas de maniobra para la construcción del proyecto.

La energía eléctrica generada se entregará al Sistema Interconectado Central (SIC) a través una línea de alta tensión de aproximadamente 1,5 km y una Subestación Eléctrica emplazada a la salida de la casa de máquinas del presente Proyecto. La conexión de Línea de Alta Tensión con la Línea Eléctrica Angostura – Mulchén existente, se hará mediante el seccionamiento de esta última. Todas las obras necesarias para la conexión eléctrica forman parte del presente EIA.

Especial Coronavirus

  • Compartir:
etiquetas
Central HidroeléctricachinosGeneraciónrucalhueSanta Barbara

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes