miércoles 19 de febrero, 2020

noticias por comunas

suscríbete al newsletter

Comunas

SMA confirma nuevas investigaciones por contaminación directa al estero Curanadú

Se anuncia nueva inspección a empresa agropecuaria, que a través de su gerente ratificó que están en proceso de dar cumplimiento a cada una de las exigencias.


 Por Claudia Robles

fiscalización 1

En entrevista con diario La Tribuna, el jefe (s) regional de la Superintendencia del Medioambiente, Juan Pablo Granzow, confirmó que se derivó a la Dirección General de Aguas –DGA- la información levantada en terreno durante la fiscalización

realizada a fines de diciembre en el sector rural de Los Ángeles. La fiscalización se desarrolló luego de denuncias por malos olores, vectores y afectación a cursos de agua, queja constante de los vecinos del sector de Santa Clara y Curanadú, en las cercanías de la empresa Agropecuaria Los Varones Ltda. Dicho plantel corresponde a una crianza intensiva de vacunos, además de un plantel lechero, y no cuenta una Resolución de Calificación Ambiental (RCA) necesaria para su funcionamiento, según informó la SMA.

En respuesta a los reclamos, se realizó una fiscalización al proyecto, detectando incumplimientos ambientales asociados a la disposición de residuos del plantel. Tras esa inspección, se ordenaron medidas provisionales al proyecto, las que se notificaron a la compañía en noviembre pasado. En este sentido, Granzow expresó “en diciembre pasado, identificamos una intervención de cauce que debe ser ratificada por la DGA Biobío. Ellos en el marco de sus facultades podrán actuar”.

Agregó que se planifica efectuar una nueva fiscalización conjunta para verificar el nivel de cumplimiento final de las medidas provisionales.

Agregó que “hay dos elementos constatados que nos preocuparon de forma inmediata. La mala gestión de los residuos líquidos o  purines y la inadecuada aplicación en potreros cercanos al estero Curanadú, lo que generó afectación de las aguas superficiales al verterse purines a dicho estero”, lo que derivó en que se resolvieran medidas en busca de controlar y resolver la situación urgente, aseveró.

Granzow puntualizó que existen otros hallazgos, que se encuentran en análisis, “por lo que están sujetos a reserva”.

Se recordó que en diciembre pasado los profesionales de la SMA fiscalizaron la implementación de las medidas que se dictaron contra la empresa y los efectos derivados de éstas. Entre ellas se encuentra la suspensión de aplicación purines sobre potreros próximos a curso de agua superficial, para evitar que estos residuos líquidos escurran al estero Curanadú.  También se exigió la implementación de sistemas de control en sus pozos purineros, a fin de evitar nuevos escurrimientos superficiales, además de la obligación de realizar una limpieza del sector afectado por los escurrimientos de residuos, que ya se produjeron en meses anteriores.

La empresa debe acatar y llevar a cabo las medidas solicitadas, las que seguirán siendo fiscalizadas por la Superintendencia. Adicionalmente, se coordinarán visitas con otros servicios públicos, en caso de ser necesario, para abordar sistemáticamente el problema que presenta este plantel.

Sobre la investigación en curso, en conversación con diario La Tribuna, Germán Robles, gerente de Agropecuaria Los Varones, ratificó que están en proceso de respuesta y reacción a cada una de las observaciones planteadas por la Superintendencia del Medioambiente. “Nos fiscalizaron. Todo lo que se nos exigió se cumplió y se está trabajando en otros requerimientos para darles cumplimiento”, expresó.

Agregó que “hemos tratado de cumplir con los plazos y las exigencias. La idea es tratar de cuidar al máximo posible el medioambiente y estamos trabajando para así hacerlo. Hay exigencias que no se solucionan de un día para otro sino que requiere de más tiempo”. Asimismo, afirmó que está el compromiso de responder a las exigencias: “la idea de la empresa es cumplir con todo lo que se nos indique y así hemos cumplido con lo que nos han pedido. Lo que aún está pendiente es porque no nos han dado los tiempos suficientes pero estamos trabajando para poder cumplir con todo”.

LAS DENUNCIAS

El jefe subrogante de la SMA sostuvo que tras recibir quejas de vecinos, la Oficina Regional del Biobío acudió con sus fiscalizadores a terreno y constató incumplimientos ambientales de la empresa, la que deberá dejar de aplicar purines sobre potreros cercanos al estero Curanadú, entre otros. La fiscalización arrojó una serie de varios hechos que nos preocuparon. Uno de ellos era justamente la afectación del estero, producto de la aplicación de purines, que estaban muy cerca del curso de agua y estaban escurriendo directamente al cauce. Eso evidentemente fue evaluado técnicamente y se determinó una medida provisional, una medida para controlar la situación urgente”, comentó.

Acotó que hubo reacción por parte de los privados: “la empresa está en este momento ejecutando las medidas. Hubo una fiscalización en diciembre y ahora para ver el estado de avance estamos coordinando una nueva una fiscalización para ver el término de las medidas. Esto es independiente de los otros hechos que hemos detectado”.

En otro orden confirmó que hay otras investigaciones en curso luego de denuncias recibidas en la Superintendencia. “Dentro de la provincia de Biobío tenemos varias fiscalizaciones y procesos activos pero están sujeto a reserva. Hay empresas industriales, agrícolas, forestales y de la construcción. Hay distintos procesos activos en estos momentos dentro de la provincia”, indicó. Respecto de las denuncias ciudadanas explicó que se pueden presentar directamente por la SMA por escrito o vía carta certificada. Otra opción es a través de la Seremi de Salud que remite los antecedentes a la SMA o mediante los Municipios, que recepcionan las denuncias, “eso facilita la comunicación entre el afectado y nosotros”, manifestó Granzow.

Newsletter

  • Compartir:
etiquetas
DenunciasSMA

opinión

lo más leído

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes