sábado 21 de septiembre, 2019

noticias por comunas

EDICIÓN IMPRESA

Comunas

Suicidio juvenil: un silencio que busca ser revertido por la sociedad

Si bien no es efectivo que Chile lidere ranking de suicidios de la OCDE o de América, sí tuvo un incremento considerable entre 1990 a 2011, aunque ahora la tasa se presenta a la baja.


 Por Marcela Vidal

WhatsApp Image 2019-09-06 at 20.42.25

Según índices aportados por el Instituto Nacional de la Juventud (Injuv), en nuestro país el 5,8% de la población joven está recibiendo actualmente algún tratamiento para abordar temas de salud mental como depresión, ansiedad u otras patologías.

En este contexto, el 1,7% de los y las jóvenes declaró que casi siempre o siempre ha sentido ganas de terminar con su vida o suicidarse, mientras que el 5,5% declara que algunas veces ha sentido ganas de terminar con su vida.

Estos son los índices que actualmente forman parte de la realidad que muchas veces es poco tratada por la sociedad, puesto que por temor o dolor ocultan esta situación que muchas veces se esconde tras gestos, formas de ser y actos de personas que piden ayuda de una manera diferente.

Situación que se vivió hace pocos días en nuestra provincia, que lloró la partida de un joven de tan sólo 15 años de San Rosendo, quien decidió quitarse la vida sumergido en una realidad que si bien sus familiares intentaron combatir, no les resultó posible por los sentimientos que embargaron a este menor de segundo año medio. Esa situación se dio a conocer por Diario la Tribuna, y ahí se expuso el caso que   causó preocupación y lamento por ser un tema que llaman a enfrentar desde muchas aristas.

Todo esto, según dio a conocer el padre de este menor, Gabriel Sepúlveda, ocurrió en un contexto escolar, donde el menor con síndrome de Tourette recibió acoso por parte de una docente, puesto que al menor se le acusaba de hostigar a compañeras.  

SUICIDIO EN NUESTRO ENTORNO

En medio de este panorama y al realizarse una actividad sobre suicidio infanto juvenil en la Universidad de Concepción, algunos de sus exponentes manifestaron su opinión respecto a la realidad de este trastorno en nuestro país.

Consuelo Aldunate, psiquiatra infantil, expuso sobre epidemiología del suicidio y su neurobiología y relató a La Tribuna que este es un fenómeno que en Chile ha ido en aumento de manera leve y la preocupación actual está puesta en el grupo de mayor riesgo: los jóvenes entre 14 y 25 años de edad.

“Es sabido que en este grupo, específicamente en hombres -con accesos a métodos más letales cada vez que son armas de fuego y suicidios por ahorcamiento, entre otros-, han hecho que las tasas aumenten y en eso es lo que tenemos más puestos los ojos en este momento”, manifestó.

La profesional agregó que esta realidad se puede enfrentar como una enfermedad que debe ser tratada con anterioridad, puesto que comienza con esbozos de pensamiento e ideas, las que pueden llevar a la ejecución de estos actos y pueden ser inducidas por diversas enfermedades o trastornos de salud mental.

Cabe destacar que según dieron a conocer los profesionales del área, estas conductas son relativas a una vía final o desenlace de distintas cosas que han pasado en la vida de una persona que puede sufrir estrés, acoso, maltrato, ciber acoso o cualquier tipo de violencia en un hogar o bien en su entorno más cercano.

PREVENCIÓN DE ESTOS ACTOS

Sobre estos hechos y la manera de erradicar esta situación, uno de los puntos más importantes radica en comprender el entorno y la máxima variante se formula en comprender la situación que viven estas personas.

Sobre esto, Muriel Halpern, psiquiatra infanto-juvenil y docente de la Universidad de Chile, manifestó que si bien esta realidad va en descenso, existen distintas formas de responder frente a este fenómeno tan doloroso para niños y adolescentes que están en condición de ser supervisados por el entorno, no tratando de esconder esto en el entorno, evitando estigmas.

“Hay que saber que no se pueden tratar de esconder o mantener en secreto las temáticas relacionadas con el suicidio, porque se genera un aislamiento en especial, no solamente para la persona que se ha suicidado sino aquellos que están en comportamiento suicida, que están vivos pero que representan una carga para la familia”, comentó la profesional. “Esto no puede estar como un secreto, ya que son familias que pueden sufrir mucho aislamiento social porque comienzan a cerrarse frente a una mezcla de vergüenza o culpa de lo ocurrido”, añadió. 

En tanto, sobre el mismo tema, desde el Instituto Nacional de la Juventud, el director regional Gustavo Apablaza Salinas comentó cómo se están llevando a cabo programas para combatir esta realidad, lo que ha generado diversa alianzas.

“Esto implica trabajo en prevención y generar monitores y generación de eventos que permiten visibilizar un problema al que durante mucho tiempo se le ha tenido miedo de conversar y debatir. El suicidio de los adolescentes y jóvenes y de todas las personas de nuestra sociedad ha sido durante mucho tiempo un tema tabú y creemos que es el momento de conversar sobre ese tema de informarnos y además es el tiempo de actuar y precisamente nuestro nuevo Injuv está enfocado en este tema, con eventos marcados en hablar, conversar e ir lentamente superando algunas cosas que tienen que ver con este tema”, comentó el director. 

PANORAMA LOCAL

Sobre este tema a nivel provincial, cabe destacar que en el Complejo Asistencial Víctor Ríos Ruiz actualmente se atienden en el área de psiquiatría infanto-juvenil a un total de 550 pacientes.

Todo esto, en un rango etario entre los 4 años hasta los 16 años y 11 meses, donde se presentan diferentes casos de cuidado, lo que llega para prevenir o combatir alguna enfermedad de esta índole.

Eduardo Araya, psiquiatra del Centro de Salud Mental del Complejo, expuso que en la provincia existe un aumento en estas conductas marcadas por el entorno en el que se encuentra inmersa la juventud.

“Es importante que se recalque que no significa sólo depresivo el tema de conducta suicida, hay un aumento año a año y Los Ángeles no se ha quedado al margen y la temática va impactando según la realidad nacional. Se ha visto que cuando se publican noticias relativas a este tema y no tienen mucho tacto o cuando hay programas de televisión que hacen alusión al suicidio aumentan las estadísticas”, expresó el profesional.

Según Araya esto radica en temáticas relacionadas con series o juegos que se ven en la sociedad en general, hecho que llega ser una radiografía de lo que suceden en el país, lo que llama a tomar medidas en este ámbito.

Durante esta semana se llevó a cabo en Los Ángeles la jornada de recomendaciones para prevenir el suicidio, organizada por el Programa Nacional de Prevención del Suicidio del Ministerio de Salud, donde participaron 50 profesionales en Aiep, donde se trató este delicado tema y cómo enfrentarlo en las aulas.

Al respecto el seremi de Salud de la Región del Biobío, Héctor Muñoz, explicó que la importancia de esta jornada, radica en que según datos de la OMS, un 60% de las muertes de personas entre los 10 y los 19 años tiene causas externas, esto es accidentes, homicidios y suicidios. En el tema de suicidio, la Estrategia Nacional de Salud busca como meta al 2020 disminuir la tasa de suicidio de 12 a 10,2 por 100 mil adolescentes.

LA COMUNIDAD NO QUIERE MÁS HECHOS DE ESTA ÍNDOLE

Tras la partida de Sebastián, su entorno más cercano clama por respuestas que ayuden a explicar y prevenir estos actos. Es por ello que en las inmediaciones donde estudiaba este joven se llevó a cabo el pasado jueves una velatón para acompañar su memoria y crear conciencia del problema que pueden estar viviendo otros jóvenes.

La actividad fue organizada por familiares, amigos y alumnos del establecimiento y participaron cerca de trescientas personas.

Sobre esto, Gabriel, padre de este menor, comentó que “con esta velatón buscamos como familia comenzar a generar conciencia a que la inclusión sea verdadera, que se respeten y activen los protocolos de los establecidos cada vez que sea necesario y nunca más se guarden en un cajón informes de especialistas”.

Sobre esta realidad, el padre de este joven manifestó que busca que quienes están encargados de formar alumnos utilicen su criterio y actúen en responsabilidad y evitemos más casos como los de Sebastián. “Hicimos un llamado a los jóvenes presentes que siempre existirá alguien que los apoye cuando estén mal, un amigo un familiar y que por más grande que sea el problema toquen las puertas que necesiten”, sentenció.

Newsletter

  • Compartir:
etiquetas
suicidio

opinión

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes