suscríbete al boletín diario

Comunas

La Aguada: hermoso sector natural que ofrece Yumbel para disfrutar con la familia

Durante todo el año, la comuna del santo es visitada por diversas personas que llegan a conocer parte de su patrimonio y cultura; entre sus atractivos se encuentra La Aguada y el Balneario de Río Claro.


 Por La Tribuna

01-03-2019_23-24-061__whatsappimage2019-03-01at21.04.13.jpeg

Yumbel es reconocida por ser una localidad turística y religiosa, la que sobre todo en el verano es visitada por miles de personas que llegan a disfrutar de sus paisajes y cumplir mandas religiosas.

 

Entre los destinos turísticos con mayor potencial que tiene la localidad está el sector de La Aguada, el cual está ubicado a menos de 20 minutos de Los Ángeles. Este espacio permite que las familias se congreguen y disfruten de un día de campo agradable.

 

El sector es atravesado por el río Laja. A la altura en que la que se encuentra este caudal, las aguas se vuelven tranquilas y amigables para que tanto los niños como los adultos mayores puedan nadar y hacer ejercicio.

 

En esta zona, además, existen diversas áreas de esparcimiento por parte de los vecinos, quienes cuentan con camping, baños y grandes espacios de áreas verdes, todo habilitado para que los turistas lleguen a acampar o simplemente los mismos vecinos disfruten de comer fuera de casa o celebrar cumpleaños, entre otros panoramas.

 

Desde hace años esta comuna se ha impulsado fuertemente en materia turística gracias a la organización e innovaciones hechas por los propios yumbelinos junto con la Municipalidad y empresas privadas. 

 

Un claro avance comunal son las señaléticas, que refuerzan la identidad y promocionan los atractivos de la comuna santuario. El sector de La Aguada cuenta con elementos informativos que buscan facilitar la llegada de los turistas en un trabajo colaborativo.

 

En ese sentido, Roberto Meza, director de Desarrollo Comunitario de Yumbel, aseguró que continuamente se trabaja por mejorar la zona. “La Aguada va creciendo. Por ejemplo, ahora tenemos una señalética apropiada acorde al lugar turístico en que nos encontramos. Habla de nuestra materia primera, que es la madera, y adonde el turista pueda llegar de manera fácil, pero debemos seguir creciendo para entregarle más comodidades a nuestros visitantes”.

 

La Aguada es un lugar rodeado de árboles, donde el cielo azul se refleja en sus aguas y los rayos del sol traspasan las blancas nubes de verano.

 

La combinación que tiene entre bosques de pinos y riveras, en las que habitan diversos tipos de aves silvestres que cantan durante la mañana, provoca un sentimiento de relajación y alegría. Este sector está ubicado a seis kilómetros del baipás Salto del Laja.

 

RÍO CLARO: IDEAL PARA LOS NIÑOS

 

El río Claro es otro caudal perfecto para bebés, niños y mayores de edad. Se ubica a tres kilómetros al sur de la ciudad santuario y se caracteriza por su baja profundidad, razón por la que es recomendado para que los padres lleven a sus hijos a recrearse.

 

Este lugar dispone de zonas de picnic y camping muy bien equipadas con juegos, cancha de baby fútbol, servicio de seguridad y quioscos con ricos alimentos propios para recibir a los turistas. Además, cuenta con árboles pomposos que imparten abundante sombra y playas de arenas finas, ideal para descansar y vacacionar.

 

En esta zona se encuentra el balneario municipal Río Claro de Yumbel, que tiene precios accesibles para poder disfrutar de los últimos soles del verano 2019.

 

Desde la municipalidad indican que el cobro es para autofinanciamiento. “Lo que se cobra es por el uso de los baños, las mesas para picnic y los asaderos; estos dineros van para financiar los puestos de trabajo que son de temporada, es decir, que madres y padres de familia pueden tener una fuente laboral gracias al balneario municipal”, detalló el alcalde Juan Cabezas Vega.

 

El principal enganche del río Claro es que es un caudal con poca profundidad, ideal para los más pequeños. “A nosotros nos encanta venir porque puedes descansar y ver a los hijos bañarse con la tranquilidad de que todo el río es bajo, es decir, no hay pozos peligrosos, y eso es bastante cómodo porque la idea es que todos los miembros de la familia pasemos una tarde agradable”, indicó Julia Parra, una visitante de Concepción.

 

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes