viernes 24 de mayo, 2019

noticias por comunas

EDICIÓN IMPRESA

Comunas

Laguna Esmeralda: tradición angelina con 95 años de historia

Lo que alguna vez fue una cantera, ha deleitado a angelinos y visitantes generación tras generación.


 Por BENJAMÍN AHUMADA

24-03-2017_20-04-2216.1

Muchos destacan a Los Ángeles por sus paisajes y su entorno natural externo a la ciudad, principalmente las zonas rurales, recogen los más hermoso de la belleza del sur de Chile.

Los Saltos del Laja son una muestra de aquello, un paisaje natural que cautiva a cientos de miles de personas cada año en la provincia de Biobío.

Pero existe una zona que, aunque no es natural, atrae a los habitantes cada día, ¿qué angelino no puede decir que ha disfrutado de las bondades de la laguna Esmeralda?

El lugar cuenta con una gran variedad de flora y fauna, además es posible caminar con tranquilidad a la orilla de sus calmas aguas, las que también son posibles recorrer gracias a botes que son arrendados a los visitantes.

Hace ya varios años, se inauguró un parque de dinosaurios, el cuál no sólo permite a los niños jugar ahí, sino que también aprender más acerca de estos reptiles prehistóricos.

 

VISITANTES

No sólo los angelinos son los que disfrutan con este fantástico lugar.

Lo anterior, se ve reflejado en Tripdavisor, una página de opiniones turísticas, en las que viajeros dan su opinión acerca de distintos lugares y para sorpresa de muchos, aparece la laguna Esmeralda de Los Ángeles.

En general, la puntuación del lugar varía entre “excelente” y “bueno”.

En cuanto a los comentarios, muchos destacan lo céntrico del lugar, aunque también recalcan la gran cantidad de áreas verdes y sobre todo de los juegos infantiles del lugar, tanto los dinosaurios, como los juegos de agua instalados ahí mismo. Es por esto último, que muchos lo proponen como un lugar familiar, para ir más que todo, con los más pequeños de la casa.

 

HISTORIA

Juvenal Rivera es un conocedor de la historia de la comuna de Los Ángeles y tampoco está ajeno a la ya famosa laguna Esmeralda. Comentó que “antes, en ese lugar había una cantera donde sacaban piedras y arenas, estoy hablando del siglo XIX y un militar en retiro, que era el encargado de aguas de Los Ángeles, don Alberto Urenda tuvo la idea de trasladar el canal que atraviesa la avenida Ricardo Vicuña de oriente a poniente, para que estas fueran a dar a este hoyo que se había formado”.

Así, la laguna Esmeralda se inauguró en noviembre de 1922, por lo que en sólo 5 años más el espacio cumplirá 100 años.

Uno de los hechos llamativos, es que como una señal de agradecimiento (y también en sentido figurado) es que precisamente una de las calles que da a la laguna, se llama Alberto Urenda, en memoria del militar en retiro, que permitió la creación, de uno de los espacios más importantes de Los Ángeles.  

A su vez, agregó que “después de su inauguración, durante mucho tiempo fue uno de los paseos más importantes de la ciudad, de hecho ahí se hacían las fiestas de la primavera, todo lo que eran las actividades sociales de Los Ángeles se hacían ahí, todo en la década de los 30’”.

Pero no todo siempre fue así, según relató el propio Rivera, en la década de los 70, el lugar estuvo prácticamente abandonado, aunque “a principios de los 90’ se recuperó de a poco, se cambiaron las luminarias, el 2004 se pusieron los dinosaurios y hace poco una plaza de agua”.

Igualmente, sentenció que la creación de este lugar era realmente necesario para la comuna, ya que en aquella época, Los Ángeles carecía de espacios públicos. “Para que la gente pudiera pasear y conversar sólo existía la plaza de armas, entonces cuando se puso en marcha la laguna, ahí hubo un lugar que era céntrico y cumplía los requisitos recreativos que necesitaba la ciudad”, manifestó Rivera.  

Actualmente, la manzana ocupa el terreno entre las calles Colo Colo, Urenda, Estadio y Avenida 21 de Mayo y ha sido, sobre todo durante años, un paso obligado para quienes visitan la comuna. 


  • Compartir:
etiquetas
Laguna EsmLaguna EsmeraldaLos Ángeles

opinión

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes