lee nuestro papel digital

Cartas

Retención docente


 Por Bernardita Yuraszeck

Señora directora

Educadoras y docentes reciben a diario a nuestros niños, niñas y adolescentes a lo largo y ancho de Chile. Los reciben junto con sus dolores que se han acentuado en estos años de pandemia. ¿Qué tan conscientes somos de que, junto con enseñar, los educadores son promotores y agentes de salud mental?

Hoy enfrentamos un escenario muy desafiante. Por un lado, se proyecta un déficit de 26.000 docentes idóneos al 2025. Un problema que colegios y jardines infantiles ya están vivenciando mediante la ausencia de postulantes interesados para completar las vacantes en sus comunidades educativas.

Y por otro, se está experimentado un aumento significativo de licencias médicas de educadores, y se ha hecho aún más explícito el agotamiento generalizado de quienes están llamados a promover el desarrollo integral de las próximas generaciones.

¿Qué nos alerta esta realidad? Que es urgente atender hoy el desafío de retener, contener y desarrollar a nuestros profesores y profesoras.

Si bien desde la política pública se han impulsado iniciativas para abordar este desafío, es tiempo de acelerar su implementación poniendo foco en el bienestar, la colaboración y el acompañamiento. Debemos trabajar colaborativamente para ponerle freno a esta situación y evitar que el daño que nos dejó la pandemia se siga profundizando.

Bernardita Yuraszeck

Directora ejecutiva

Fundación Impulso Docente


  • Compartir:
lee nuestra edición impresa
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes