lee nuestro papel digital

Cartas

La salud y bienestar de las abejas


 Por Juan Carlos Plaza González Médico Veterinario y Apicultor - Los Ángeles, Biobío Chile

Señora directora

¿La salud y bienestar de las abejas el pariente pobre de la apicultura chilena? La respuesta está en los frustrados programas de sanidad apícola presentados, y en los Diagnóstico y Agenda Estratégica de la Cadena Apícola en Chile/2006 y Plan Estratégico de Desarrollo Apícola/2030, al no considerar ambos a la salud y bienestar de las abejas melíferas como “estandarte”.

Cuenta la historia que la ganadería en la Europa del siglo XVIII pasa, de una actividad de subsistencia y considerada un mal necesario solo importante para arar la tierra y producir humus para fertilizar los suelos, a una actividad económica relevante por el incremento de la población humana.

No obstante, las desastrosas secuelas de las zoonosis que afectaban a la población humana europea de ese entonces como la existencia de grandes hambrunas a consecuencias de las epizootias que padecía el ganado, contribuyeron que la salud animal fuese un pilar fundamental de desarrollo por sobre otros factores de producción como la alimentación donde, por ejemplo, un óleo de la época –La Ferme/1750 de Jean-Baptiste Oudry– retrata al ganado en buena condición corporal y granjeros guardando forraje para alimentar sus animales en periodo de escasez.

Junto a todo un escenario político, económico, cultural y militar, el rey Luis XV de Francia, el 4 de agosto de 1761, emite un decreto real donde autoriza abrir en Lyon una Escuela de Veterinaria “en la que se enseñe públicamente los principios y métodos para curar las enfermedades de los animales”. Es la primera universidad de veterinaria de la historia en occidente.

Hoy, las abejas melíferas por la polinización son responsables del 75% de los alimentos que llegan a nuestras mesas. Es por ello que la salud de las abejas y su bienestar requieren de una mayor atención. Y no es un mero asunto de forma. La Organización Mundial de la Salud Animal postula que la salud animal es un bien público mundial.

La mortalidad de familias de abejas melíferas ocurrida en EE UU el 2006/07 es una señal de alerta como, también, las actuales condiciones climáticas. La actual pandemia de COVID-19 en la población humana luego de 100 años es indicador que siempre debemos estar en alerta sanitaria con nuestras abejas melíferas.

Chile en breve será el epicentro de la apicultura mundial. Significativo será que el Plan Estratégico de Desarrollo Apícola/2030 afiance la sanidad apícola en un eje propio con nuevos “argumentos, principios, dimensiones y objetivo estratégico, y según esas correcciones, nuevas líneas de acción”.

Por ejemplo y entre otras cuestiones, el objetivo estratégico dice: “consolidar una producción apícola que garantice la salud y el bienestar de las abejas…” es confuso; lo correcto es a la inversa. Pero, también, garantizar en materia de salud y bienestar en las abejas melíferas es un asunto delicado pues a nivel mundial aún todo está en un contexto de hipótesis a diferencia de las otras especies pecuarias donde si existe certeza científica en materia garantista.

Ahora todo queda en manos de las autoridades, funcionarios, apicultores y sus dirigentes, y profesionales ad hoc.

NOTA: en el penúltimo párrafo se indica “consolidar una producción apícola se garantice la salud y el bienestar de las abejas…” Acá los 3 puntos sustantivos son correctos pues marcan omisiones de del texto que no se copia íntegramente.

Juan Carlos Plaza González

Médico Veterinario y Apicultor – Los Ángeles, Biobío Chile


  • Compartir:
lee nuestra edición impresa
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes