lee nuestro papel digital

Cartas

Semana Mundial de la Lactancia Materna


 Por Paulina Araya Orellana - Natalia Burattini Fredes

Señora directora

La lactancia materna es la política más costo-efectiva en salud pública a nivel mundial; inversión cero y recompensas miles. Sin embargo, los porcentajes de lactancia exclusiva no superan el 60% en todo el planeta y ese logro ha estado amenazado por más de dos años. No podemos olvidar las repercusiones de la pandemia, donde se agudizaron las brechas de acceso a actividades de promoción de salud, tampoco la crisis sociopolítica que vivimos, donde el riesgo de inseguridad alimentaria aumenta.

En el contexto de la Semana Mundial de la Lactancia Materna, la Alianza Global para la Acción en Lactancia Materna, propone para este año el lema “Impulsemos la lactancia materna, apoyando y educando”. Uno, porque el rol de recuperar los cuidados de salud post pandemia es un imperante; dos, porque ante esta crisis que vivimos debemos apoyar aún más el proceso de amamantamiento.

Las mujeres que amamantan necesitan no solo el apoyo de los servicios de salud, sino que también de sus lugares de estudio o trabajo, y de su comunidad, para alimentar a sus hijos de manera óptima. El apoyo educativo debe ir orientado además a la transformación de estos determinantes y así otorgar garantías de contextos amigos de la lactancia materna, fomentando el sentido de sociedad en el apoyo a esta práctica.

Paulina Araya Orellana – Natalia Burattini Fredes

Académicas de la Escuela de Enfermería Universidad Diego Portales


  • Compartir:
lee nuestra edición impresa
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes