lee nuestro papel digital

Cartas

Amos y patrones


 Por Rodrigo Durán Guzmán

Señora directora

Desde que asumió el actual gobierno, su sello ha estado marcado por hacer lo que se les da y viene en gana. Total, para todo, siempre habrá justificación o bien se tratará de un “error administrativo”.

Estas conductas, que han quedado expresamente manifiestas y retratadas en variadas acciones comunicacionales, develan atisbos de autoritarismo y desdén. En términos simples (y dictatoriales a la vez) “o están conmigo o son mis enemigos”.

A estas alturas ya no es posible seguir hablando de “errores” sino más bien de profundas faltas de criterio, obcecación y tozudez. Hablamos de una generación que reacciona de mala manera al hacerles ver sus equivocaciones y oportunidades tanto de aprendizaje como mejora. De gente que no entiende que el aparato público, el poder que hoy administran, es momentáneo y está al servicio de las personas, no de sus intereses. Que Chile es una nación y no una Federación de Estudiantes.

Si supuestamente la actual constitución les “restringe” es obvio, y a la vez desalentador, pensar que actuarán con aún más prepotencia, como amos y señores, una vez alcanzado el objetivo de tener las reglas del juego a su favor, con toda la cancha disponible, sin limitaciones ni contrapesos y concentrando el mayor poder posible.  

Rodrigo Durán Guzmán


  • Compartir:
lee nuestra edición impresa
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes