lee nuestro papel digital

Cartas

Rescate de las zonas de sacrificio


 Por Víctor Opazo Carvallo

Señora directora

Las zonas de sacrificio son regiones que deben su nombre para identificar a un territorio que recibe de forma permanente daño ambiental producto del funcionamiento de empresas. Por lo general están ligadas a actividades industriales de altas emisiones, como minería, termoeléctricas o lugares de desechos industriales, lo que provoca el deterioro de la región en sí con un daño a la vida y flora silvestre.

En Chile, y de acuerdo con el Instituto Nacional de Derechos Humanos -INDH-, existen 129 de estos territorios. La mayoría, específicamente el 37% de ellos, sufre el deterioro producto de actividades humanas ligadas al sector energético. Entonces ¿Qué futuro ofrecen estos lugares a los asentamientos urbanos situados a su alrededor?

La respuesta que debemos dar viene con el plan energético que presentó el Estado chileno en el año07 2015 y que mostraba una hoja de ruta clara en materia de Energía Renovables No Convencionales, como son “lograr y mantener la confiabilidad de todo el sistema, al mismo tiempo que se cumple con criterios de sostenibilidad e inclusión y, se contribuye a la competitividad de la economía del país”, señala el informe.

Las ERNC no requieren grandes planes de mitigación y se pueden emplazar sin problemas cerca de asentamientos urbanos, contribuyendo al desarrollo del país sin grandes consecuencias.

Víctor Opazo Carvallo

CEO de Solek Chile


  • Compartir:
lee nuestra edición impresa
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes