lee nuestro papel digital

Cartas

No a las armas


 Por Prensa La Tribuna

Señora directora

Prohibir por ley a civiles la tenencia responsable de armas, parece un infantilismo que solo es posible  en países verdaderamente desarrollados,  es decir en países:

Donde hay un Estado/Gobierno que brinda la seguridad del caso a sus ciudadanos cumpliendo con su mandato constitucional. Donde sus ciudadanos, antes han demostrado respeto y cumplimiento de las leyes, cualesquiera estas sean. Donde hay instituciones independientes y sólidas que ejercen su función plenamente. Donde hay responsabilidad en el actuar del pueblo  y sus dirigentes y por cierto más allá de fantasías e iluminaciones y supuestas buenas intenciones. Y entre otras más donde la democracia, ésta verdaderamente madura cumple todos sus roles ante la sociedad y el mundo.

Como  en nuestro país  desde hace tiempo —gobiernos anteriores— no ha habido garantía confiable ni menos demostrada y ni siquiera intenciones claras de brindarla; posiblemente ese proyecto en los hechos será un fracaso, pues muchos no están dispuestos a exponerse ni a los suyos a manos del vandalismo o terrorismo sin control. No hay evidencias que avalen lo contrario.

José Manuel Caerols Silva  


  • Compartir:
lee nuestra edición impresa
NEWSLETTER

opinión

lo más leído

NEWSLETTER
logo-ediciones-anterioes