lee nuestra edición impresa

Cartas

Que la conciencia supere a la norma


 Por Cristián Ureta

Señora directora:

La nueva normativa de la CMF que incorpora exigencias de reportes sobre sostenibilidad y gobierno corporativo en las memorias anuales para todas las entidades reguladas, no hace otra cosa que confirmar lo que grandes empresas están realizando en forma voluntaria, aunque en algunos casos, de manera superficial y con contenido limitado. ¿Qué se debiese hacer a esta altura?

Es necesario que se impulse el desarrollo de más indicadores de medición, de modo que se profundicen las inversiones destinadas a mejorar el impacto ambiental y social de las actividades empresariales. Esto trae beneficio para todos, la experiencia demuestra que es ventajoso para el desarrollo de empresas y emprendedores, ya que el comportamiento responsable de éstas es más atractivo para clientes y consumidores de productos y servicios.

Es cierto que la eficiencia en mejorar la calidad y precio sigue siendo vital para las preferencias en consumo, pero los impactos negativos difundidos en redes sociales están definiendo más las inclinaciones.

Entonces, no sólo es importante informar adecuadamente a los inversionistas a través de los reportes, si no también mantener transparencia hacia sus clientes y colaboradores. Finalmente, todos estamos llamados a aportar a la sostenibilidad y una buena forma de hacerlo es consumir productos de empresas con desarrollo sostenible y, por qué no, también trabajar en ellas.

Cristián Ureta

Socio en Addval

lee nuestra edición impresa

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes