lee nuestra edición impresa

Cartas

Inflación


 Por Martín Durán F.

Señora directora:

La inflación, en términos muy generales, es el aumento del volumen de dinero y crédito en relación con el de bienes. Es perjudicial porque eleva el costo de vida de los ciudadanos, imponiendo —en los hechos— un impuesto altísimo a los más pobres. Además, suprime el valor de los ahorros pasados y desalienta el ahorro futuro. Según el pensador estadounidense Henry Hazlitt, esta “fomenta y recompensa la especulación y el juego a expensas del ahorro y el trabajo, socava la confianza en la justicia de un sistema de libre empresa y corrompe la moral pública y privada”. Cuando en el siglo XVI se descubrieron el oro y plata americanos y se transportaron enormes cantidades de metales preciosos a Europa, el resultado fue una tendencia general a un alza de precios. De la misma manera, hoy en día, cuando un gobierno aumenta la cantidad de papel moneda, el resultado es que el poder adquisitivo de la unidad monetaria comienza a caer, y así los precios suben. Dado el impacto que este fenómeno tiene en la población más vulnerable, es lamentable que no exista un consenso en nuestra clase política de que la inflación debe ser combatida, sus causas estudiadas para luego ser prevenidas, y aún peor que esta no sea considerada por nuestros candidatos presidenciales.

Martín Durán F.

FPP Concepción

lee nuestra edición impresa

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes