suscríbete al boletín diario

Cartas

Intenciones políticas


 Por Prensa La Tribuna

No deja de llamar la atención que un concejal politice un tema que, en buena medida, tiene que ver con el desarrollo urbano de Los Ángeles.

Es bastante curioso que el edil solo vea siniestras intenciones de un sector político (la “izquierda anti Ejército” como él la catalogó) por el simple hecho que un grupo de vecinos pida una sección de terreno al regimiento de la ciudad para un par de avenidas que podrían descongestionar el flujo vehicular.

Modestamente, creo que lo primero que debiera hacerse es tener todos los antecedentes en la mano para opinar con propiedad. No se puede desconocer que la ubicación del regimiento no ayuda al crecimiento urbano de la ciudad. Cuando fue emplazado en los años 50, prácticamente no había villas ni poblaciones cercanas. Ahora está rodeado de edificaciones y lo estará aún más en los años siguientes.

La ubicación de la unidad militar es un tema urbano que, ahora, no se puede soslayar. Es parte de la realidad y, por lo mismo, todas las complicaciones que pueda generar, deben resolverse de alguna manera.

Si es necesario evaluar su reubicación, se deberá hacer. No hay que tenerle miedo a propuestas de esa índole.

Se podrán tener legítimas razones para oponerse a la idea de emplazar la avenida por ese sector. O para buscar alternativas distintas.

Pero lo que no parece justo es que se extreme el argumento para presumir que una solicitud realizada de manera formal por una organización con el respaldo de sus asociados, tenga una solapada segunda intencionalidad.

Sería bueno que se escuchara con atención a los vecinos que hicieron tal planteo, el porqué de su petición y si observan otras alternativas. Porque conversando se entiende la gente y no se lanzan pachotadas así nomás.

José Miguel Aravena

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes