suscríbete al boletín diario

Cartas

Constitución


 Por Prensa La Tribuna

Señora directora:

Uno de los pilares constitucionales que contribuyen a una sociedad más libre y justa es que el Estado esté al servicio de la persona. Esto significa que solamente existe por y para la persona humana. No obstante, esto no implica que los individuos y el Estado sean antagonistas, sino que este es el medio a través del cual la sociedad se organiza para poder llevar a cabo las tareas fundamentales para el bien común. Todos estamos llamados al bien común, las personas, las organizaciones de la sociedad civil y, por supuesto, el Estado. La acción de este por el bien común es en aquellos casos en que las personas no puedan o no quieran llevar a cabo ciertas labores.

Sin embargo, sí debe cumplir algunas funciones que le son propias y que no le están permitidas a los particulares como la seguridad, las relaciones internacionales y la administración de justicia. Los ciudadanos cedemos el monopolio de la fuerza para librarnos de tener que atender nosotros mismos los problemas elementales de la convivencia humana, aunque en base a límites que existen para proteger nuestros derechos.

Martín Durán F.

FPP Concepción

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes