suscríbete al boletín diario

Cartas

Educación cívica


 Por Fredy Muñoz

Señora directora:

Sin puntajes nacionales en la prueba de Historia y Ciencias Sociales de la PTU 2021 justo en el momento de la mayor transformación de Chile desde la vuelta a la democracia: la redacción de una nueva constitución. Este resultado debiera ser una luz de alerta ya que es consecuencia de una errática política educacional que en 1997 suprime Educación Cívica como asignatura independiente, para pasar sus temáticas como objetivo transversal al currículo escolar. Así surge la propuesta «formación ciudadana», muy interesante en la teoría pero que en la práctica no tenía otra razón que dar más espacio a asignaturas como matemáticas y ciencias. 

En el primer gobierno de Sebastián Piñera se instauró la inscripción automática y el voto voluntario, con resultados de una tremenda abstención. Lo anterior llevó al Mineduc a repensar la cuestión, instaurándose en 2019 una nueva propuesta curricular para 3° y 4° medio que se define por la electividad y el mejor desarrollo de competencias como ciudadanía, responsabilidad, colaboración, pensamiento crítico y comunicación, cuyos resultados no se verán materializados sino al menos en una década. 

Un buen desafío se plantea a los profesores de Historia, Geografía y Ciencias Sociales, y especialmente a quienes hoy están en formación: intentar recuperar – en el escaso tiempo de que dispondrán – en sus estudiantes el aprecio por la lectura, la capacidad de análisis y critica fundada, el diálogo que construye aún en la diferencia; en una sociedad marcada por la inmediatez e insoportable levedad de las redes sociales. 

Dr. Raúl Sánchez Andaur

Pedagogía en Historia, Geografía y Ciencias Sociales, Universidad Autónoma de Chile 

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes