suscríbete al boletín diario

Cartas

Elecciones e incertidumbre


 Por La Tribuna

Señora directora:
Con la inscripción de los candidatos a constituyentes, gobernadores regionales, alcaldes y concejales, comenzamos un año fructífero en elecciones. En este contexto, es relevante considerar que los procesos electorales generan un periodo de inestabilidad en las decisiones económicas y de inversión de las empresas, con algún tipo de estancamiento mientras se definen condiciones más ciertas respecto a quiénes gobernarán en los periodos futuros.
En especial la elección de constituyentes que tendremos en abril y las elecciones presidenciales programadas para noviembre generan un clima de bastante incertidumbre, respecto a quiénes, por un lado, participarán en la redacción de la nueva constitución, como de quién será el próximo mandatario. Ambas elecciones, por lo tanto, provocan un retraso en las decisiones de inversión que existan en la región y el país.
En cuanto a la redacción de una nueva constitución, indudablemente produce incertezas en los agentes económicos, pues no hay claridad respecto de algunos temas como la autonomía del Banco Central, la iniciativa exclusiva del Presidente en materias de gasto fiscal, la incorporación de los derechos sociales, el derecho a la propiedad privada, entre otros.
Sólo por tratarse de elecciones ya generan un efecto de estancamiento en la actividad económica y decisiones de inversión, pero además debemos sumar la cuota de incertidumbre que genera la discusión constitucional. Es de esperar que las autoridades electas lleven a cabo procesos en que privilegien el bien común y el desarrollo del país.
Karin Bravo Fray
Directora de Postgrados
Universidad San Sebastián

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes