suscríbete al boletín diario

Cartas

No se oye Padre


 Por Prensa La Tribuna

Señora directora:

Es muy extraño lo que pasa en Chile. 

Nos hicieron pedazos el país, destruyendo empleos, quemando y saqueando empresas, construcciones y servicios estatales por meses y con un Gobierno sobrepasado firmando acuerdos que no cumple la otra parte.

Cero.

Con acuerdos firmados, politiqueros de la violencia impulsan una acusación constitucional contra el presidente, la cual no prospera por pocos votos.  La mala memoria chilena funciona aquí y olvidan que querían voltear el gobierno.

Grupos políticos adhieren a movimientos narco terroristas internacionales y nacionales que operan en regiones y poblaciones del país.  Para qué decir la gente honrada de La Araucanía que soporta con estoicismo la violencia, muertes e incendios y la autoridad sólo atina a querellas.

Se trae cientos de miles de migrantes ilegales, que reducen la posibilidad de chilenos de salir de la pobreza o de tener un empleo sustentable, con sicarios, enfermos y nadie se responsabiliza.  Sólo atacan que se está contra la migración, en la típica receta globalista

Ideologías políticas condenadas por el Parlamento europeo, por totalitarias y criminales, siguen operando en el país y se atreven a tratar de asesinos a los otros, con un desparpajo impresionante.  Los mayores asesinos en la historia de la humanidad tildando de asesinos a quienes no piensan como ellos.

Algo muy raro pasa en Chile, ¿cobardía? ¿se esconde algo?  Existe una lista impresionante de cosas no resueltas porque de una u otra forma afecta a conocidos.

Saludos

Jorge Porter Taschkewitz

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes