suscríbete al boletín diario

Cartas

Piedras


 Por La Tribuna

Señora directora:

En las primeras cuarentenas, hace ya casi tres meses,  la legislación inmediatamente se vio débil frente a los irresponsables. Una nueva ley, más estricta, fue aprobada en su tercer trámite y promulgada con urgencia recién el jueves 18 de junio. La ley se demoró meses. Habrá que constituir una Comisión Investigadora de Ciudadanos de a Pie para citar al Gobierno y a todos los parlamentarios a explicar por qué no evitaron esta demora excesiva en tiempo de catástrofe que causó, por inoperancia de las cuarentenas, por fiestas, etc., tantos contagios y muertes adicionales, de los cuales ellos son tanto o más responsables que la autoridad sanitaria. No se entiende, entonces, que los jefes de varios partidos políticos se sientan con sus tareas cumplidas oportunamente y se ofrezcan a hacerlas del Ministro de Salud con “eficiencia”.

Algunos alcaldes también creen que lo hicieron en forma impecable. Los primeros días de la pandemia, hasta el alcalde del último pueblito se sumaba a la ola de sus colegas mayores y exigía cuarentena inmediata. Menos mal que el Ministro de Salud no aceptó esa postura, si así hubiera sido estaríamos con una hambruna y una cesantía mucho peores.

Estudiosos propusieron la Hibernación como la panacea, afortunadamente fue descartada porque el remedio causaba más males que la enfermedad.

La conclusión es que el Gobierno se equivoca de vez en cuando… y el resto de los estamentos también. Nadie puede decir, con soberbia, que intervengan “los que saben” cuando, de este virus, hasta los más sabios están aprendiendo. Están cayendo demasiadas piedras para ser tiradas sólo por los libres de culpa, si existen.

José Luis Hernández Vidal

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes