suscríbete al boletín diario

Cartas

Vuelve la olvidada exclusión


 Por La Tribuna

Señora directora:

Como ya vemos la pandemia nos ha dejado innumerables consecuencias, entre ellas la exclusión. Podríamos decir que la educación la ha fomentado, y digo esto ya que a fuerzas se ha mantenido la normalidad académica, con cambios poco significativos, como lo es estar en frente de una pantalla, la cual genera una gran exclusión, por la falta de recursos para poder llevar a cabo las clases y las necesidades de los estudiantes y profesores.

 Con esas diferencias, en las que nadie se hace cargo ¿se obtendrá un aprendizaje sustentable en los alumnos de nuestro país? , ¿Es lo que siempre quiso nuestro estado?, ¿Es la individualidad lo que de verdad nos va a salvar? Otro ejemplo claro está más cerca de lo que creemos, está en nuestro diario a vivir, encerrados, observando a la población que queda inhabilitada para cuidarse, ya que no hay opciones de prevenir en su casas y por la falta de seguridad económica y un plan de parte de quienes nosotros en algún momento interferimos  para que tuvieran el puesto que tienen y simplemente hoy nos excluyen de las decisiones que nos involucran. Me pregunto ¿quién le irá a comprar el pan a los adultos mayores de 75 que viven solos?, ¿Qué pasa con el joven o niño que no tiene internet?, ¿Quién se hace cargo?  Acaso ¿los que deciden y solo se dedican a  decretar normas para cuidarnos pero sin mover un dedo en las calles para ayudar a los que nos necesitan?

Desde marzo nos excluimos de la responsabilidad de apoyar a las personas contagiadas, e incluso el sistema político las excluye, con números, sin conciencia plena de las necesidades de los contagiados, solo dando mensajes televisados y poco relevantes. ¿Será suficiente en estos momentos de crisis, el separarse exageradamente de nuestros vecinos?

 En fin una vez más demostramos que la inclusión por la que tanto salimos a las calles, con gritos y pancartas, no valió de nada, seguimos excluyendo, con tapabocas para protegernos y proteger, pero con espadas alejando moral y psicológicamente a quienes no están en las mismas condiciones que nosotros. ¿Es ese chile el que queremos?, ¿es ese Chile el que siempre construimos? ¿En qué minuto nos dominó el sistema y  perdimos la esencia de ser humanos?

Señora directora, es hora de humanizar y concientizar a todo a través de este mensaje, desde el vecino, al político, desde el alumno como al rector, para ver la posibilidad de mejorar inclusivamente y no tapar las heridas tratando de acomodar una normalidad que nunca será normal durante esta crisis.  El error está mientras solo algunos decidan, siendo que todos podemos toser y contagiarnos, y por lo tanto todos merecemos entregar nuestra opinión y que los poderosos se acomoden a las necesidades de su pueblo.

Finalizando solo señalo que hay cosas en el tiempo son relativas y pueden esperar, la vida no.

Luis Francisco Torres Valenzuela

Estudiante de Pedagogía en Ciencias Naturales y Biología

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes