suscríbete al boletín diario

Cartas

Tea y pandemia


 Por Rodrigo Pradenas Aravena

Señora directora:

La pandemia por Covid-19 se presenta también como una oportunidad para que las personas aumenten su capacidad de considerar las diferencias individuales que nos hacen únicos e irrepetibles. Según datos de la OMS, uno de cada 160 niños y niñas en el mundo manifiesta diagnóstico de trastorno del espectro del autismo (TEA).

Las personas con TEA tienen la necesidad de mantener un mundo estructurado para así poder responder a la baja interacción social, a los intereses restrictivos y a los desafíos que nos propone la comunicación en su mundo.

Quienes somos familiares y profesores de niños con TEA vivimos en esta estructura que, de alguna u otra manera, se ha roto de forma drástica, traduciéndose en crisis emocionales y de comportamientos.

Sin duda este entorno que hoy vivimos se ve vulnerado por un contexto que no pasa más allá del hogar, afectando la estabilidad emocional, las rutinas diarias, dejando de lado ciertos paseos habituales que facilitaban y enriquecían la dinámica familiar. Esta situación nos involucra aún más en lo que vive diariamente una persona con diagnóstico de TEA, pues nos sentimos más cercanos a su mundo, que en definitiva es el mismo.

Si bien es relevante emplear la anticipación para convivir en los distintos entornos, ahora frente al actual escenario se dificulta aún más, pues debemos traer los entornos al hogar. Pero ¿cómo se puede hacer cuando el entorno es sólo la casa? Para dar respuesta debemos enfocarnos en el uso de la tecnología y de cómo se nos presenta, permitiéndonos trabajar con los vínculos ya establecidos, fortaleciendo la comunicación, entre compañeros, amigos, familiares y docentes. Es necesario también habilitar un espacio y horario delimitado, para continuar el proceso de enseñanza en casa.  También implementar técnicas para el esparcimiento, procurando no perturbar el apego a las rutinas ya establecidas. Asimismo, siempre emplear claves visuales, cronogramas con pictogramas o fotografías.

Es importante la implementación de estrategias consensuadas entre el centro educativo y el hogar, que permitan atenuar el impacto del cambio producido en las actividades de niños con diagnóstico de TEA.

Mg. Rodrigo Pradenas Aravena

Académico Facultad de Ciencias de la Educación

Universidad San Sebastián

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes