suscríbete al boletín diario

Cartas a la directora

Pago de aranceles


 Por La Tribuna

Señora directora:

La Comisión de Educación de la Cámara aprobó en general un proyecto de ley que suspende el cobro de aranceles a estudiantes en la educación superior durante la vigencia del estado de excepción. De prosperar esta iniciativa, es fácil advertir el enorme impacto que esto tendría en el financiamiento de las instituciones, especialmente de aquellas que no reciben aportes fiscales directos ni están en gratuidad y que solo se financian con aranceles. 

El proyecto plantea correctamente que estamos frente una crisis económica muy severa. Es evidente que los chilenos más vulnerables verán afectados sus ingresos laborales, sea por ajustes en las remuneraciones o despidos. Es cierto también que el gobierno ha dispuesto valiosas medidas de mitigación para dar liquidez financiera a familias desprotegidas, como el seguro de cesantía, o el bono para trabajadores informales. Sin embargo, el copago promedio mensual de un estudiante en el sistema universitario está entre 150 y 200 mil pesos, lejos de cubrirse con estos aportes públicos. En consecuencia, hay una amenaza real de que los ingresos laborales no permitan financiar los aranceles y exista un alza masiva en la morosidad y en la estabilidad social.

Se piensa que las universidades o cuentan con ahorros o saldos en caja o pueden recurrir con facilidad a financiamiento bancario para pasar esta tormenta financiera. No es así. Se han hecho esfuerzos de reprogramación, pero hay un límite. Desde luego, basta observar los estados financieros que son públicos para darse cuenta de que no hay márgenes de maniobra para una reprogramación masiva. Y los bancos no prestan si no hay garantías y la educación no puede exhibir un colateral que respalde una operación crediticia de largo plazo. Si las familias de los estudiantes no pueden pagar, las universidades tienen capacidad limitada para refinanciar, los bancos no prestan si no hay garantías, es evidente que el Estado debe jugar un rol subsidiario. Una posible solución es un crédito de emergencia por este período de contracción económica, con aval del estado, a tasa de interés cero y que pague el estudiante a su egreso. No hay mucho espacio de tiempo.

Carlos Williamson Benaprés

Rector de Universidad San Sebastián

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes