suscríbete al boletín diario

Cartas a la directora

Moderado consumo de frutas


 Por La Tribuna

Señora directora:

El verano es un tiempo para disfrutar de una amplia variedad de frutas. Hay algunas con mayor densidad calórica, o sea, con más aporte calórico por gramo. Por ejemplo, las chirimoyas y piñas tienen un mayor aporte calórico comparado con el de las frutillas o manzanas.

No debemos restringir aquellas frutas con mayor aporte calórico, sino solo controlar la cantidad que se va a consumir en cada ocasión. Las cerezas y uvas, por ejemplo, son conocidas por su capacidad para “hacer engordar”, pero en realidad el problema no es la fruta, sino su consumo exagerado. Por lo tanto, es importante controlar la cantidad.

Actualmente, la recomendación es de dos a tres porciones al día, considerando que una porción corresponde a 100 gramos de fruta (parte comestible). Tengamos en cuenta que una porción equivale a una fruta mediana, dos frutas pequeñas (damascos, kiwis, ciruelas) o una taza de berries. Otra forma práctica de medirla es considerar que la cantidad de fruta que cabe en la parte cóncava de la palma de la mano es una porción.

En el caso de los niños, las frutas deben incorporarse en la dieta desde el inicio de la alimentación complementaria, es decir, desde los seis meses de edad, de preferencia crudas para mantener intactas las vitaminas que contienen.

No se recomienda ofrecer jugos de frutas, aunque sean naturales, pues el jugo excluye la fibra y otros componentes bioactivos de la fruta que son muy necesarios para la absorción correcta de los nutrientes y son beneficiosos para la salud, además de tener una densidad calórica muy alta.

Daniela Vergara Sandoval

Académica de Nutrición y Dietética

Universidad San Sebastián

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes