suscríbete al boletín diario

Cartas a la directora

Mínimo


 Por La Tribuna

Señora directora:

Sugiero que entendamos que, por decenas de años, ha habido una silenciosa demolición a la libertad, amparada en una implacable utilización de los derechos humanos por quienes no son, precisamente, los adalides de los derechos humanos, ya que su ideología ha asesinado sobre 100 millones de personas sólo por pensar distinto, y lo sigue haciendo en distintas partes del mundo.

Esa ideología, que ha sido condenada en Europa por totalitaria y criminal, en Chile da clases de democracia y de derechos humanos, y destruye el sistema de pensiones, el sistema de educación y otros.

1.- Reformar la actual Constitución. Los que quieren partir de una hoja en blanco nada dicen lo quieren cambiar y menos a qué país nos quieren llevar.

2.- Partamos por revisar en profundidad los gastos de hoy del presupuesto nacional. Hay no menos de USD 7 mil 500 millones que se pueden repriorizar sin mucho dolor.

3.- Implementar el ombudsman.

4.- Implementar un sistema de gestión de calidad de la política y que deban cumplir todos quienes son pagados por recursos fiscales, incluidas las empresas estatales.

5.- Prioridad a la pobreza y los campamentos.

6.- Definir el país descentralizado al que queremos llegar y establecer cronograma. Fijar objetivos y exigir seguimiento.

7.- Como dice H. Maturana, reemplazar “derechos” por “compromisos de convivencia” y “oposición” cambiar por “colaboración”. Además, cambiar el trato y el lenguaje.

8.- El monopolio de la fuerza lo cedemos al Estado, en Carabineros, PDI y Fuerzas Armadas, por lo que debemos exigir que actúen con excelencia; pero, con igual fuerza y castigo, quienes los agreden de cualquier forma nos están agrediendo a todos. Terminemos con ser el único país del mundo en que se “acepta” esta estupidez.

Jorge Porter Taschkewitz

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes