suscríbete al boletín diario

Cabrero

Profesor por robo en escuela rural: “Son elementos de un alto valor y no fáciles de adquirir”

Hasta los zapatos de los estudiantes robaron los desconocidos, que ingresaron a la escuela rural de Quinel en Cabrero, tras violentar las protecciones metálicas de puertas y ventanas.


 Por La Tribuna

ESCUELA 2 escuela 1 portal escuela de quinel

Diez alumnos y un profesor forman parte de la comunidad educativa de la escuela G-356 Quinel de Cabrero, donde las clases están suspendidas, al igual que en el resto del país, en medio de la contingencia sanitaria por coronavirus.

El problema surge ahora porque mientras los estudiantes y su profesor cumplen con las medidas de confinamiento, las circunstancias fueron aprovechadas por desconocidos, que entraron a robar a las instalaciones del plantel, ubicado en el Km 20 del camino a Quinel.

“Lo lamentable es que, pese a esta gran emergencia que nos afecta a todos como país y a nivel mundial, existen personas sin criterio alguno que se dedican a provocar tanto daño. Es un daño no solo material, ya que cada una de las especies sustraídas tiene un tremendo valor para los niños, su desarrollo y aprendizaje” dijo el profesor Rodolfo Palma Garrido, encargado de la escuela de Quinel, quien lamenta profundamente lo ocurrido por el impacto que provoca este robo en la comunidad educativa.

Indicó que los desconocidos robaron especies que son imprescindibles para la entrega de contenidos pero además significativas para cada uno de los diez estudiantes. “Hoy a lo mejor no se ven tan importantes pero al regreso a clases será cuando realmente nos harán falta y peor aún son elementos de un alto valor y no fáciles de adquirir, por lo menos en el corto plazo”.

El docente indicó que para cometer el delito, los implicados violentaron las protecciones instaladas en puertas y ventanas. “Desconocidos hicieron ingreso a las dependencias del establecimiento desde donde sustrajeron distintos elementos desde la cocina, bodega y aula entre otros. Estos individuos fueron muy violentos en su proceder ya que la escuela, cuenta con protecciones metálicas tanto en las ventanas como en las puertas. Están bien reforzadas”.

A su juicio, la comunidad también cumple un rol importante al abstenerse de comprar artículos que resultan ser de dudosa procedencia. “El llamado es a no ser parte de estas redes y ayudar tal vez, no recuperando lo que hemos perdido, pero sí a denunciar para que esto no siga ocurriendo –especialmente- en escuelas rurales, donde la escuela pasa a ser parte importante del desarrollo de los niños… Es su segundo hogar” sentenció.

Entre las especies robadas figuran tres computadores, un televisor, un equipo musical, dos cámaras digitales, un proyector, material educativo, una estufa a combustión lenta

y cañones y 10 pares de zapatos escolares, entre diversas  especies.

Especial Coronavirus

  • Compartir:
etiquetas
COVIDQuinelRobo

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes