lunes 19 de agosto, 2019

noticias por comunas

EDICIÓN IMPRESA

Bienestar

Sexualidad: el tema que aún muchos padres se niegan de hablar

El 8.7% de los niños y niñas consigna haber sido víctima de algún abuso sexual durante su vida. La edad promedio en que sucedió el primer abuso fue los ocho años y medio de edad.


 Por La Tribuna

13-03-2019_22-18-121__21.1.jpeg

María Paz Rivera Arévalo

[email protected]

 

Para una madre su hijo siempre será pequeño, indefenso y hasta inocente, por eso muchas se niegan a conversar ciertos temas tan relevantes para el desarrollo del adolescente como lo es la sexualidad.

 

Según lo explicado por Berna Pacheco Troncoso, matrón y sexólogo clínico, en el Cesfam Nororiente de Los Ángeles, la sexualidad corresponde a un proceso propio de los seres humanos que debe ser tratado con naturalidad, en vista de que este se manifiesta en todas las etapas de las personas: infancia, juventud, adultez y senectud.

 

Por lo que el especialista insta a romper los paradigmas y tabúes que aun continúan afectando a la sociedad, ya que mientras menos se hable de sexo más posibilidad existe de que niños sufran abusos de esta índole y no lo expresen.

 

Para esto, llama al diálogo, entre padres e hijos, profesores y alumnos, en realidad, hace un llamado a la comunidad de que entienda qué es necesario tratar de estos temas para que la persona pueda conocerse a sí misma. Quién es, qué quiere, qué busca, entre otros.

 

“Es fundamental reconocer que el ser humano es un ser sexuado desde que nace, que goza de derechos y tiene la capacidad progresiva de tomar decisiones; lo que implica el respeto por el comportamiento de los demás, no obstante que éste, pueda ser contrario o chocar con nuestro propio esquema de vida personal. Favoreciendo así modelos de comprensión, aceptación y respeto de la diversidad humana”.

 

La confianza entre familiares, y la conversación abierta dijo el especialista que permite conocer y aceptar su propio sexo desde un punto de vista más físico, psicológico y social. Además de ser capaz de reconocer y aceptar las realidades sexuales y vivencias del entorno.

 

EDUCACIÓN SEXUAL EN LA INFANCIA

 

Existen algunas personas que cuando se habla de sexo sólo piensan en el acto sexual, pero no es así. La palabra sexo o educación sexual conlleva a un sinnúmero de temas que requieren de entendimiento, y madurez. Referente a esto, el matrón señaló que hablar de educación sexual en la infancia es una tarea demasiado amplia.

 

“No hay que pensar en cómo explicar y llevar a su entendimiento las partidas sexuales, ni mucho menos, en entregar tratados de anatomía y fisiología de los aparatos genitales de nuestro hijo. La tarea es mucho más puntual e importante; consiste en darles a conocer su ser sexuado, de la existencia de diferencias entre los sexos, del amor, cuidado y respeto por su cuerpo, y de la necesaria y vital conciencia de autoprotección”.

 

En relación a este tema, Pacheco informó que del total de los niños y niñas que reportan haber vivido algún tipo de abuso, el 75% corresponde a niñas y el 25% a niños , de los que el 85% de los agresores corresponde a conocidos, y el 39.9% a un familiar.

 

Por lo que este profesional, indica que la educación sexual no es un juego, sino más bien un derecho de todas las personas por conocer más de sí mismo y de lo que les rodea.

 

EN LA ADOLESCENCIA

 

A pesar de que en esta edad es donde los jóvenes más experimentan cambios hormonales que los lleva a pensar mucho en sexo y a querer practicarlo, por parte de los padres generalmente se usa la educación del silencio (sexo tabú), o como señaló el matrón la cultura del avestruz, escabullendo enfrentar los problemas e inquietudes que se dan en materia de reproducción y sexualidad humana.

 

Tocante a esto, Pacheco detalló que los adolescentes al no contar con el apoyo de los padres ni educación sexual, buscan información mediante otros medios, tales como: aprender de sus pares (amigos), medios de comunicación, de las experiencias directas, entre otras.

 

“Es fundamental en esta etapa profundizar temas tales como: el amor, la atracción física, la respuesta sexual, el auto y mutuo cuidado, la masturbación, el erotismo, las conductas sexuales de riesgo, el uso correcto de los mecanismos de barrera, etcétera”. Recalcó el matrón.

 

Sin duda estos temas pueden resultar abrumador para los padres, debido a que la mayoría de ellos se crió en tiempos de analfabetismo que ha imperado en el campo de la sexualidad, pero es fundamental por el bienestar de las nuevas generaciones, que los progenitores asuman su responsabilidad y entiendan que la educación sexual es para toda la vida.

 


  • Compartir:

opinión

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes