suscríbete al boletín diario

Aniversario de Los Angeles

Los Ángeles de ayer y hoy

Los angelinos se destacan por tradiciones y por tener un apego al campo, cualidad que siguen cultivando y evolucionando hasta hoy.


 Por La Tribuna

4.1

Los cambios son parte de la vida y de la evolución que se tiene con los años, por lo tanto, que una localidad se reestructure para dar paso a una mayor población no es nada raro.

Cuando una comuna nace, lo hace con un número pequeño de habitantes. En este caso, Los Ángeles en su fundación tuvo una población que no superaba las 500 personas, hoy ese número aumentó a 188.000 habitantes aproximadamente. Cuando se acrecienta el número de personas en una superficie, va aumentando también la cantidad de servicios que se ofrece; además, se buscan nuevas fuentes laborales y se da paso a una evolución de las cosas.

Los Ángeles es la capital de la provincia de Bío Bío desde el año 1875. En ese tiempo, la economía fuerte se sustentaba en una agricultura incipiente, cosa que hoy en día sigue, pero ya de una forma mucho mayor, ya que Los Ángeles es conocida como la capital agrícola y forestal de Chile.

Entre sus calles angostas era recurrente ver a gente caminando, carretas o caballos circulando, hoy en día estas son ocupadas por un gran número de autos, lo que ha hecho notorio el crecimiento del parque automotriz de Los Ángeles, el que se ubica como uno de los más grandes de la región.

La conectividad con el mundo y país se llevaba a cabo sólo a través del telégrafo o de la información boca en boca, es así como los habitantes de Los Ángeles se enteraban de lo que estaba sucediendo a su alrededor. Hoy la gente no sólo utiliza los medios de comunicación para ello, sino que dan paso a las nuevas tecnologías para saber más sobre el acontecer, tendencias o temáticas de interés general.

Los antiguos habitantes de la capital de la provincia de Bío Bío cuentan que el gran desarrollo de la ciudad vino con la llegada del riego, cuando la agricultura ya no era practicada de forma incipiente, sino que era capaz de generar ingresos y fuentes laborales mayores.

Con el desarrollo, la extensión en superficie de la comuna aumentó, la ciudad ya no sólo abarcaba unas cuantas cuadras alrededor de la plaza, sino que empezaron a surgir nuevas villas a los alrededores.

Con el crecimiento de la población, Los Ángeles fue dando paso a nuevos servicios y a construcciones que fueran acorde al aumento de necesidades que tenía la gente. Un ejemplo de eso es la pavimentación de las calles, lo cual fue alrededor del año 1927, antes de ese suceso se creó el paraje turístico de la ciudad, la laguna Esmeralda, lugar de recreación y paseo para los habitantes.

Las grandes fiestas, o malones, se hacían en el Club de La Unión, donde los asistentes compartían vivencias y bailes de la época, tales como foxtrot. También se disfrutaba de la singular fiesta de la primavera, donde estudiantes participaban disfrazados.

Si bien algunas tradiciones han ido cambiando con el tiempo o muchas se han perdido, hay una de ellas que sigue intacta. La plaza Pinto se convirtió en un lugar de paseo de fin de semana, cosa que aún se sigue conservando.

Durante la década de los 40 se realizó una edificación significativa y que aún puede ser apreciada por todos los angelinos, la construcción del Cuartel General de Bomberos que se ubica en la plena esquina de la avenida Ricardo Vicuña.

La provincia de Bío Bío se ha vuelto una potencia en cuanto a generación de energía limpia. Eso, debido a una gran cantidad de centrales hidroeléctricas que se encuentran alojadas en el territorio. La primera de ellas nació en el año 1948, la central Abanico.

Con la llegada de nuevas industrias y tecnologías, la ciudad tuvo que dar un paso más allá de la generación de fuentes de empleos, sino que apostar por la educación. Hoy Los Ángeles alberga un número significativo de institutos y universidades que permiten a la población seguir sus estudios más cerca del hogar. 

[modula id=”75659″]

Especial Coronavirus

  • Compartir:

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes