lee nuestra edición impresa

Ambiental

Crisis hídrica en Biobío: miembros de la Junta de Vigilancia trabajan por concientizar a la población

Ciudadanos comprenden que el problema ya está presente en la región y que afecta a todos los sectores y creen que la esperanza está en las nuevas generaciones, más responsables respecto al cambio climático.


 Por Jorge Guzmán B.

sequia ciudadana 2
Empresas sanitarias y asociaciones de regantes consideran que también juegan un rol relevante a la hora de dar a entender la importancia de este problema causado por el cambio climático a la población de la región.

Población angelina está consciente de la escasez hídrica en Biobío generada por el cambio climático y consideran que faltan esfuerzos del sector industrial por aportar más en el ahorro de este elemento, mientras que integrantes de la Junta de Vigilancia del Biobío dijeron que falta un trabajo de concientización desde el sector productivo a los consumidores de la sociedad civil.

El presidente de la Junta de Vigilancia del Biobío, Juan Vallejos, dijo a diario La Tribuna que “por ley, una Junta de Vigilancia debe estar formada por titulares de Derecho de Aprovechamiento de Agua y el representante de la Sociedad Civil en este caso es Cristian Vergara, gerente general de Essbio”. Además de esta representación Vallejos dijo que “en nuestro país tenemos la suerte de que la gran mayoría de nuestra población está abastecida con un gran porcentaje de seguridad y la gran mayoría de la población urbana, alrededor del 99 por ciento, cuenta con agua potable al girar una llave en su casa”. 

SECTORES MÁS AFECTADOS 

Según el también gerente de la Asociación de Canalistas Biobío Negrete, “los sectores rurales son los que están viendo con mayor preocupación esta situación al poder ver más directamente el cambio climático con el cauce de los ríos y los esteros, por ejemplo, y cómo han cambiado estos en el tiempo”. Juan Vallejos agregó que “como junta de Vigilancia hemos estado trabajando desde un principio en abordar esos temas, acercándonos a las municipalidades para hablar con los alcaldes sobre el uso que le da la población rural al agua, de manera que podamos aportar a la seguridad hídrica de esa gente”.

En este sentido, Vallejos valoró “el trabajo de concientización de las empresas sanitarias y asociaciones de regantes por llamar a la población a utilizar bien el agua que se utiliza en el riego”. El presidente de la Junta de Vigilancia del río Biobío expresó que “creo que aún estamos al debe a la hora de generar mecanismos de participación que permitan recoger dudas de las personas de sectores rurales o de la cordillera, para plantear soluciones en conjunto con ellas, por lo que en la medida que podamos establecer estos mecanismos de gestión de la información y comunicaciones con la población, vamos a poder dar un mejor modelo de gestión de recursos hídricos”. 

VISIÓN CIUDADANA 

Roberto Fuentealba, ciudadano angelino, sentenció “hay escasez de agua, que se nota, yo mismo tengo un terreno en Santa Fe y no tengo suficiente agua como para regarlo, cosa que es muy preocupante a nivel nacional”. Fuentealba dijo que ya ha comenzado a “tomar medidas, con miras a la responsabilidad que tendrá la misma sociedad en el correcto manejo del agua y mantener nuestro sistema ecológico”. 

Una joven entrevistada por La Tribuna indicó “estoy consciente de que existe una sequía generada por el cambio climático, que es relevante, porque de esta manera se ve reflejado el estado en el que está el planeta, razón por la que ya he tomado medidas como persona, reciclo los plásticos, vidrios y otros materiales en bolsas distintas, para ayudar al planeta en la medida de lo posible”. 

Rodrigo Cerruti, quien también vive en Los Ángeles, dijo que “la sequía no solamente es un problema para Los Ángeles o Biobío, sino que es un problema país, que ya se está haciendo notar en esta ciudad, así como en otras regiones”. Asimismo señaló que “la escasez hídrica es un problema grave, que complica a todas las personas, desde lo que es agrícola a las mismas personas en sus casas”. Respecto a las medidas tomadas por el angelino para aportar a que este problema no se agudice, dijo que “el problema viene hace mucho tiempo y muchas personas hemos tratado de bajar nuestro impacto ambiental”. 

Sin embargo, el angelino dijo que “el mayor impacto ambiental es generado por las grandes empresas y el impacto que tiene que cada persona baje el consumo no es relevante en comparación con la responsabilidad de las grandes empresas, como la minería, el cambio climático también juega un rol importante, y este mismo fenómeno es producido, en mayor medida producto de las industrias contaminantes o demandantes de agua, que consumen más de lo que lo hacemos la población general en nuestras casas”. 

Desde Essbio, Empresa de Servicios Sanitarios de Agua de Biobío, dijeron que “el cambio climático es cada vez más evidente para todos, y eso ayuda a que cuidemos más el agua, especialmente entre las nuevas generaciones, de hecho, creemos que los más conectados con estos desafíos son los jóvenes, nuestros principales aliados en esto, de hecho estamos buscando que esta mirada permee de manera transversal a toda la comunidad”.

lee nuestra edición impresa

  • Compartir:
etiquetas
asociacion de canalistas biobio negreteasociacion de canalistas del lajacrisis hidrica biobioEssbiojunta de vigilanciajunta de vigilancia del biobio

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes