suscríbete al boletín diario

Alto Bío Bío

Otra vez tronaduras dejan a más de 2 mil 700 personas aisladas en Alto Biobío

Un segundo derrumbe ocurrido la tarde del viernes, afecta a familias de la alta cordillera, que ya habían quedado aisladas producto de la misma situación ocurrida a mediados de noviembre último.


 Por La Tribuna

PRINCIPAL 1

Nuevamente la emergencia vivida en Alto Biobío el pasado 12 de noviembre se repite. Ésta vez, el nuevo derrumbe, que se registró el viernes último en el Km 40 en el corte Malla Malla, mantiene aisladas a más de 2 mil 700 personas, quienes además están sin suministro eléctrico.

El rodado de grandes piedras de cerca de cien metros de largo y 30 de alto, hizo literalmente desaparecer la vía de acceso al ceder el cerro, por el cajón del río Queco, dejando aisladas a las comunidades de Trapa Trapa, Butalelbún y Malla Malla.

Según se informó se habilitó un desvío de emergencia en el corte de Malla Malla, por donde podrán circular peatones y vehículos 4×4, como camionetas o jeep.

Sobre los hechos ocurridos en Alto Biobío, Carmen Paine, secretaria de la Asociación Indígena de Butalelbum dijo que ante los nuevos episodios de aislamiento, es urgente que se adopten y se asuman responsabilidades, planteando además la desprotección en que quedaron cerca de 500 personas, al verse imposibilitadas de llegar a sus hogares, “de noche, sin plata, sin alimentación. Los Niños sin leche ni pañales y prácticamente durmiendo a la intemperie”.

Durante las primeras horas de la emergencia, personal municipal de la Oficina de Emergencia y de Protección Civil, Carabineros y voluntarios de la Cuarta Compañía de Bomberos se desplegaron en el sector de la emergencia.  

Por otra parte y según consigna el sitio de Facebook Comunicaciones Interculturales Alto Biobío, el cerro, que está en constante desprendimiento de roca, con unos 1500 a 2 mil cubos, arrasó con postes de alumbrado y gaviones.

LA VOZ DEL ALCALDE PIÑALEO

En conversación con el programa Conexión San Cristóbal, conducido por Verónica Tapia, el alcalde de Alto Biobío, Nivaldo Piñaleo afirmó que el corte se registró en Malla Malla, en el kilómetro 40, en el acceso a la Comunidad de Trapa Trapa y Butalelbún. “Están haciendo tronaduras en

una parte muy angosta para poder hacer un mejoramiento para seguridad de todos. Lamentablemente el cerro ha ido cediendo”

en alusión al mismo lugar donde se registró el anterior derrumbe.

El ultimo deslizamiento y corte del camino, ocurrió cerca de las dos de la tarde, y desde el viernes se trabaja con la finalidad de restablecer el tránsito en el camino cordillerano. “Eso hasta el día de hoy nos tiene aislados, en las comunidades de Trapa Trapa, Butalelbún y Malla Malla, con aproximadamente 700 a 800 familias”.

La autoridad comunal agregó que de acuerdo al último reporte en el lugar se habilitó un bypass de emergencia que construyó Vialidad mientras se libera la ruta principal. “Esa es la información que tengo por parte de Vialidad. En tanto, Coelcha también está trabajando para poder restablecer la energía y dar conectividad eléctrica a las familias que están aisladas en la ribera del Queuco”.

La autoridad comunal agregó que ingenieros de Vialidad están realizando mediciones en el lugar, con la finalidad de evitar emergencias similares, “porque ya el cerro está muy suelto y lo importante es no causar daño humano … Se acordó despejar la vía, y buscar una mejor solución a corto plazo para que así poder garantizar, seguridad a estas familias que están aisladas.”

Sobre las labores de despeje en la ruta estas se extenderían a lo menos por una semana, “entre 5 a 6 días estaría ya habilitado el camino público, en cuanto a la energía eléctrica, que esperamos que a primera hora esté resuelto el asunto para las que las familias empiecen a tener energía nuevamente”.

Especial Coronavirus

  • Compartir:
etiquetas
aislamientoderrumbe

opinión

lo más leído

logo-ediciones-anterioes