domingo 18 de agosto, 2019

noticias por comunas

EDICIÓN IMPRESA

Agroforestal

A fondo con los fondos

Gerardo González Rivera, Magíster en Comunicación Creativa, mención Comunicación Estratégica, Universidad de Concepción Campus Los Ángeles


 Por Sebastián Carrizo

15-04-2019_19-18-281__gerardogonzálezcapitalsemilla.jpg

Se aproxima la apertura de diversos fondos para financiar emprendimientos, los más famosos son los de Sercotec, “los capitales semilla” como se conocen comúnmente. Pero también existe un gran número de alternativas las cuales muchas veces son desconocidas por los emprendedores.

Independiente que con los años los nombres de estos fondos van cambiando, se van abriendo nuevas alternativas y cerrando otras, hay ciertas consideraciones que no cambian y que vale la pena tener presente.

La más importante, es considerar que un Capital Semilla es un aporte en dinero no reembolsable que el Estado hace a ideas de negocio o emprendimientos con el fin de darles un impulso, para su inicio o un “empujón” para su crecimiento. El problema es que mucha gente cree que son para financiar el funcionamiento habitual del negocio y la verdad es que ningún emprendimiento va a sobrevivir si sólo depende de ganarse un fondo público tras otro, pues la única forma de lograr que un negocio perdure en el tiempo es mediante sus habilidades para vender sus productos o servicios, así tendrás más opciones de vencer el llamado “valle de la muerte”.

Pero si decides postular a un Capital Semilla, es bueno que consideres los siguientes cuatro puntos:

En primer lugar, prepara tu postulación con tiempo, dejar todo para última hora no permitirá reflexionar lo suficiente tus respuestas. Recuerda que tendrás que presentar las principales virtudes de tu negocio de una forma muy resumida con la finalidad de que las personas que revisarán tu postulación la encuentren lo suficientemente atractiva como para entregarte el aporte solicitado.

En segundo lugar, lee y revisa constantemente las bases de postulación, estas son las “reglas de juego” las cuales debes respetar al pie de la letra pues los errores se pagan caro. Revisa y ten absoluta claridad de los objetivos del fondo al que estás postulando, si tiene o no áreas de negocio prioritarias de financiamiento, cuáles son las cosas que tienen mayor importancia para la evaluación de los proyectos. Revisa también las cosas que se pueden o no se pueden financiar con este aporte estatal o los porcentajes máximos que se pueden destinar por ítem. Como consejo, en general se considera preferible la compra o renovación de maquinaria y evitar la compra de materia prima.

Como tercer punto, es importante tener claro que estos son programas de “cofinanciamiento”, es decir, que si resultas ser ganador de un Capital Semilla, también deberás aportar un porcentaje del monto total del proyecto, en la mayoría de los casos este aporte es pecuniario, esto es dinero efectivo que deberás entregar al organismo público que administre los fondos y si el fondo está dirigido para quienes tributan en primera categoría (empresas), además deberás tener dinero para pagar los IVA de las compras que hagas con factura, pues los fondos no cubren impuestos que la empresa puede recuperar.

Finalmente, en cuarto lugar, ármate de paciencia, los plazos de selección y adjudicación de los fondos suelen ser largos demorando varios meses antes de tener noticias, ten calma porque esto es normal, te recomiendo que aproveches todo ese tiempo en fortalecer tus conocimientos en ventas.

Y, si a pesar de todo no ganas no te desanimes. Muchas personas piensan que porque no ganaron sus negocios son malos y esto no necesariamente es así, los postulantes son muchos y los recursos para repartir siempre serán escasos y no alcanzarán para todas las buenas ideas. Por lo tanto, si estás convencido de que tu idea es buena, persevera, busca otras opciones y, aunque suene majadero, aprende de ventas ¿ya te lo había dicho, verdad?


  • Compartir:

opinión

Revise su correo para confirmar
la suscripción
logo-ediciones-anterioes